Estos 5 surfistas fueron sacados inconscientemente del agua y sin respirar. Gracias a la rápida reacción de amigos y/o guarda-vidas pudieron no solo sobrevivir, sino también continuar con sus carreras de manera exitosa.

MAYA GABEIRA

En el 2013, la surfista brasilera de olas grandes quedo inconsciente tras haber caído de una ola gigante en Nazaré, Portugal. Su compañero de tow surfing, Carlos Brule, trato muchas veces de rescatarla mientras era arrastrada por las potentes olas. Finalmente Carlos se tiro del jet ski y la agarro y nadaron hasta la playa. Ahí iniciaron procedimiento de primeros auxilios y pudo respirar nuevamente.

GREG LONG

En el 2012, el californiano Greg Long casi se ahoga tras estar debajo de 3 olas seguidas en Cortes Bank. Se lo encontró inconsciente, estaba boca abajo en el agua. Gracias a los paramedicos le salvaron la vida.

Hay fotos en el cual se ve a Long acostado en el bote, apenas conciente, tosiendo sangre y agua de sus pulmones. Eso muestra que tan cerca de la muerte estuvo.

KALANI CHAPMAN

Kalani Chapman es uno de los surfistas mas experimentados de Pipeline. El hawaiano de 35 años siempre se destaco por surfear las olas mas peligrosas del mundo. Sin embargo, en Enero del 2017 casi muere de un durisimo wipeout.

Después de caer y golpearse la cabeza contra el reef, Chapman no se lo vio volver a la superficie. Nathan Florence y Seth Moniz vieron su tabla e inmediatamente tiraron de la pita para volverlo a la superficie y llevarlo al jet ski. Nuevamente gracias a sus amigos y guarda-vidas evitaron una tragedia.

AARON GOLD

6 meses después de que Aaron Gold surfeó una de las olas mas grandes de Pe’ahi, estaba acostado inconsciente al borde de la muerte en un bote en Fiji. Sus amigos Mark Healey y Greg Long hicieron respiración boca a boca para resucitarlo por 9 MINUTOS después de que Gold milagrosamente volviera a respirar.

EVAN GEISELMAN

Después de un wipeout pesado en Pipeline, el surfista de Florida quedo noqueado y inconsciente y boca abajo en el agua. Por suerte, el bodyboarder profesional, Andre Botha, vio el incidente y rápidamente lo fue ayudar. Lo puso sobre su tabla, hizo respiración boca a boca y con ayuda de Kalani Chapman, Evan llego a la playa.

Sin responder, Evan fue resucitado por los guarda-vidas y llego al hospital justo a tiempo y tuvo una recuperación milagrosa.

FUENTE: GRIND TV

 

http://bit.ly/2tif3bx