Los chicos de AP Surf Trip me invitaron a surfear las playas de Miramar, Argentina. Un viaje ideal para despejarse del caos de la ciudad

Un viaje que realmente necesitaba. Horas y horas de oficina enfrente de una computadora te quema un poco la cabeza y hace casi 2 meses que no veía y tocaba el mar. Como para muchos de ustedes, estas escapadas para ir a surfear es el mejor medicamento, psicólogo o meditación que puede tener una persona. Por suerte los chicos de AP Surf Trip me invitaron a su viaje para poder despejarme y disfrutar del mar.

Partimos un viernes a la noche de Buenos Aires. Eramos 19 personas que nadie se conocía, salvo algunos que ya eran amigos. Pero del primer momento que ya estábamos partiendo hacia Miramar ya se podía sentir en el ambiente el deseo y la ansiedad de surfear. Eramos 19 personas de diferentes edades y profesiones, había un economista, un sociólogo, profesora de danza entre muchos mas, pero todos compartíamos una misma pasión: El Surf. Durante el viaje no parábamos de hablar de Surf, hace cuanto surfeamos, que tabla tenemos, que es lo que más nos gusta de esto eran las preguntas frecuentes.

Llegamos como a las 4am al hostel. En realidad no era un hostel típico. Era la Casa de Ana, la mamá de uno de los coordinadores, quien nos abrió la puerta para que disfrutemos y descansemos. Una casa muy grande y llenos de cuartos, pero que te hacia sentir que estabas en tu casa.  Rápidamente nos fuimos a dormir porque en unas horas nos levantábamos para ir a surfear.

Nos levantamos y ya teníamos el desayuno preparado. Teníamos de todo para comer. Tostadas, cereales, tortas y frutas. Tuvimos una caminata de 15 minutos hasta el point donde mejor estaba la ola. Para los chicos que recién empezaban, tuvieron clases a cargo de Bernardo, quien preparo una entrada en calor y explico la técnica del pararse. Había una ola muy chica pero ideal para los chicos que recién empezaban. Ber y Eze, el otro coordinador, estuvieron siempre en el agua para ayudarlos y corregir la técnica. Y así estuvimos todo el día hasta las 5 de la tarde más o menos.

Al volver a la casa, tuvimos una charla muy interesante de “Vientos y Mareas” que explicaba a los chicos como leer el mar y leer los pronósticos de tiempo. Tuvimos como cena uno de los mejores asados que comí en mi vida. Todos charlando de como fue su día de surfing, gente que se paró por primera vez y no lo podía creer, una velada muy linda.

Y asi fue el resto del viaje, mucho surf a pesar de las pobres condiciones del mar, relajación y disfrute. El último día tuvimos clases de “carving” con Berna. Son unos surf skates que te ayudan a mejorar la técnica fuera del agua. Todo el mundo quedo fascinado. Luego fuimos al taller de AP Surfboards donde nos mostraron el proceso de como se hace una tabla. Y finalmente cerramos la jornada con una sesión de yoga y pizzas a la parrilla.

La verdad que llegué a casa después del viaje muy contento y relajado. Fue un fin de semana lleno de alegría y con el placer de haber conocido un grupo de gente muy lindo. Los coordinadores estaban ahí siempre para ayudarte en lo que necesitabas y fueron muy profesionales.

Definitivamente si estás buscando un fin de semana de surf y despejarte del caos de la ciudad, AP Surf Trip es tu opción.

Para más información: Hace click acá

 

http://bit.ly/2oK0VZS