Los surfistas de ciudad que no tienen la costa cerca muchas veces deben pasar grandes períodos de tiempo sin estar en contacto con su pasión a menos que tengas la suficiente creatividad y locura como para crear tu propia ola.

Un grupo de chicos de Suecia construyó una rampa de skate y la arrojó a un río de movimiento rápido para crear su propia ola estática.  Daniel Risberg, su hermano David y su amigo Alex crearon su propio spot de surf a unas pocas millas de distancia de Umea, en el norte de Suecia y los surfearon con una tabla de surf también construida por ellos mismos. No será la ola de Kelly, ni Wave Garden pero esto demuestra que la pasión no conoce de límites.

 

http://gzero.tv/1mTb7tO