El último disco de la leyenda del Hip-Hop es una experiencia disfrutable al 100% con invitados de lujo como David Byrne, Snoop Dogg y Damon Albarn.

Por: Adriano Mazzeo y Gerónimo Faralla

De La Soul … and The Anonymous Nobody (2016)

album

Después de años de luchar con Warner Brothers por sampleos en sus temas, regalías demandadas y pagadas, De La Soul se quedó afuera del sistema de streaming y las descargas legales. Para WB fue mas sencillo cajonearlos y ese fué su último gran error.

Entendiendo las armas que tenían a su alcance, el trío de Long Island, NY, armó un Kickstarter para financiar un nuevo disco y en horas alcanzo el objetivo propuesto, superándolo hasta 600.000 dólares desembolsados por 11.000 personas y esto no es un dato menor: De La es un pilar del ascenso del hip hop. la música basada en samples y los creadores junto a su antiguo productor Prince Paul de los “Skits”, esos pálidos sketches que hoy se escuchan facilmente en discos de Eminem.

Respaldados por una banda de super músicos que los acompaña en giras, grabaron 300 horas de improvisaciones para luego deconstruir y reinventarse armando canciones sin sampleos y rematándolo todo con invitados de la talla de David Byrne (“Snoopies”), Snoop Dogg (“Pain”), y hasta Damon Albarn para la épica “Here in After”.

Decir que el audio es impecable es quedarse mas que corto, parece mentira que tal calidad salga de un streaming, desde clásico sonido Hip Hop en “Whodeeni” hasta bases que bien podrían ser de Rage Against The Machine, todo está perfectamente cuidado, trabajado y con una cuota de buen gusto que solo patina cuando Usher se pone meloso en “Greyhounds” y nos hace recordar que claro, son tipos llegando a los 50 con más ganas de besar que bailar.

 

http://gzero.tv/2iT560g