Disco recomendado: Project Nfidelikah

Nuestro guía musical, Adrián Mazzeo, nos lleva a esos nuevos discos indispensables de los que nadie habla pero que no podés dejar de escuchar

Por Adriano Mazzeo

Project Nfidelikah, Project Nfidelikah (Rat Pak Records, 2016)

Este supergrupo es una sorpresa para más de uno. Angelo Moore se une al guitarrista de Glam rock George Lynch (ex Dokken y Lynch Mob, bandas del Los Angeles ochentoso en el que mandaba el spray para el pelo y el rimmel para los ojos) y a ellos se les suman Pancho Tomaselli en bajo (ex War) y Chris Moore en batería. El resultado es un disco que reboza dinamismo, tributando a héroes del pasado como Hendrix y Funkadelic pero con una buenísima cuota de personalidad. Moore está intratable como de costumbre, haciendo un gran trabajo en las voces y letras con buen contenido de denuncia. Mientras sus compañeros cumplen en sus instrumentos, con algún destaque de Lynch en la guitarra quien demuestra estar por encima de la media de los músicos de aquella escena angelina, Moore –que se encarga de las voces, teclados, theremin y saxos- se erige en el fenómeno de un álbum que sorprende por la consistencia de sus canciones. “Army of Jesus” es una rock n roll frenético y delirante, con grandes dosis de funk y delirio, que bien puede definir la identidad del grupo. Pero la cosa no queda ahí, el funk rock perfecto de “I Wanna Be White (But I Can’t)” (que suena a una versión simplificada de Fishbone) o el aire folk rock de “Landslide Salvation” dan distintos colores a otro de los discos en los que se demuestra que Angelo Moore es una de las figuras peores tratadas del panorama musical de los EEUU. Un artista que no se limita y se sale con la suya con harta facilidad; bah, lo que se llama talento natural.

 

http://bit.ly/2qqybWn