Dropkick Murphys, la banda más importante de punk celta, llega a Bs.As.

DROPKICK MURPHYS – IMMIGRANT PUNKS. Teniendo en cuenta que el punk es mucho más que un sonido y se edifica como una ética global, se puede pensar en los inmigrantes del mundo moderno como los primeros punks. El respeto a las raíces, el hacer valorar los derechos propios y ser parte de una comunidad que desea incluirse e incluye al resto, son puntos en común entre el punk y la inmigración. Desde ya que hay punks malintencionados e inmigrantes maliciosos, claramente, idiotas hay en todos lados.

Por: Adriano Mazzeo

Sucede algo especial cuando grupos de inmigrantes -o hijos de inmigrantes como en este caso- visten a los sonidos de sus antepasados con guitarras estridentes y baterías frenéticas. Dropkick Murphys son un perfecto ejemplo de esto y forman parte de esa escena diseminada por el mundo que comparten con bandas como Kultur Shock, Gogol Bordello, Dubioza Kolectiv o Flogging Molly. Estos originales de Boston, descendientes de irlandeses y fanáticos de Creedence Clearwater Revival, The Kinks, Bruce Springsteen, Stones y sobre todo AC/DC, vienen haciendo tronar los escenarios desde 1996. Embajadores de lujo del punk celta, llegan a Sudamérica por segunda vez y no pueden estar más entusiasmados. Desde algún lugar de Brasil, Matt Kelly, quien toca la batería, el bodhrán (un tambor típico de la música celta empleado en Irlanda y en otras comunidades celtas como Galicia y Asturias) y es parte de los eufóricos coros de la banda contestó nuestro cuestionario con respeto y haciendo lugar a sus personales puntos de vista. Como todo buen (hijo de) inmigrante.

¿Cómo te sientes de estar de vuelta en Sudamérica? ¡Muy emocionado! Solo hemos estado aquí una vez, y es un gran honor tocar para algunos de los primeros seguidores de la banda; hay fans que nos escriben desde este continente desde 1997, así que es un placer estar aquí.

¿Cuáles son tus recuerdos de aquella primera gira? ¡Fue una especie de torbellino! Una gira que fluyó muy bien, probamos mucha de la cocina local de los diversos lugares a los que fuimos, ¡pero lo primordial fueron los shows! Por supuesto que los seguidores sudamericanos son conocidos en todo el mundo por su pasión y energía en los conciertos y las expectativas al respecto fueron cumplidas con creces. La emoción de tocar para los latinos no tiene paralelo en ningún otro lado. Se nos erizó el pelo de la nuca cuando oímos que nos cantaban desde el público. Esta fue la mayor y más clara impresión: la energía que nos devolvieron en los conciertos fue más que la energía que podíamos generar nosotros sólos, así que fue un gran placer tocar para esta gente.

Cuando recién comenzaron con la banda y notaron acerca que sus influencias musicales irlandesas surgieron naturalmente, ¿se dieron cuenta de que tenían algo interesante entre manos? ¿Por qué se definen como el AC/DC del punk celta? Creo que la manera más fácil de describir lo que hacemos y cómo vemos nuestra banda (no en términos de popularidad, por supuesto, sino en esencia y enfoque) fue el “modo AC/DC”: sin tonterías, sólo personas reales que tocan la música que aman. También creo que nuestra música es fácilmente identificable, aunque no siempre predecible.

Cuando viajan por el mundo, ¿se sienten de alguna manera como los embajadores de los irlandeses de Estados Unidos? No. Quizás somos embajadores de Boston, o al menos así es como nos suelen ver…

En tu opinión ¿cuál es la condición que todas las personas inmigrantes o relacionadas con inmigrantes tienen en común? Bueno, en los EE. UU., a menos que uno provenga de familias muy antiguas (como mi esposa, cuya familia por parte de la madre vino a Estados Unidos en el siglo XVII), la mayoría somos inmigrantes. Creo que lo que todos tenemos en común es que queremos asimilar y formar parte de la cultura local, manteniendo parte de nuestra identidad cultural anterior y recordando a nuestros antepasados, ​con sus triunfos y luchas.

Desde siempre son una banda que está muy comprometida con causas benéficas. ¿Cuál es la razón principal que los lleva a hacer música? ¿El simple placer de tocar o la oportunidad de ayudar a la gente? La banda ha estado haciendo beneficios y recaudando dinero durante mucho tiempo, pero al principio fuimos sólo una banda de punk, no al revés. Descubrimos que, después de muchos años tocando música y luego volviéndonos muy populares, pudimos usar la banda como una forma de ayudar a otras personas. No queríamos sólo vivir en una vida fantasiosa de rock and roll egocéntrico. Fue la música primero, y luego nos dimos cuenta de que también podíamos compartir la alegría de ayudar a otros en el área de Boston y más allá.

La banda formó parte de un grupo para concientizar a los jóvenes sobre por qué no debían votar por George W. Bush en 2004. ¿Cómo se siente hoy en día tener un presidente aún más extremo? Aunque la mayoría de los chicos de la banda son demócratas, yo no lo soy ni lo seré nunca. Siempre he sido independiente con inclinaciones libertarias. Soy partidario de la unión, aunque no ciegamente como mis compañeros de banda. Desde la perspectiva de la personalidad, nuestro presidente es un bufón sociópata y narcisista. Sin embargo, el tiempo dirá lo que deja su legado. No suscribo a toda la locura de “no es mi presidente”. Para bien o para mal, él es mi presidente. Creo que hubiéramos estado en el mismo lío (o peor) si la belicista Sra. Clinton fuera presidente.

Dropkick Murphys sostuvo un sonido muy personal durante toda tu discografía. ¿Qué importancia tiene la experimentación en el momento de escribir nueva música? Creo que la razón por la que sonamos así es la experimentación y el deseo de impulsar nuestro estilo hacia otros terrenos. Nuestro sonido ha crecido a través de los años. Si por ejemplo escuchas estas cuatro canciones: “Never Alone”, “Going Out In Style”, “Paying My Way” y “Citizen CIA”, todas son de estilos muy diferentes musicalmente, y surgieron a través de experimentales ensayos de prueba y error.

Por último, ¿quienes beben más cerveza, ustedes o los Flogging Molly? ¡Los Macc Lads!

Para obtener más información sobre la organización benéfica de Dropkick Murphys llamda Claddagh Fund, puede visitar www.claddaghfund.org.

Dropkick Murphys de gira

31/10 Teatro de Flores, Buenos Aires, Argentina.

2/11 Teatro Cariola, Santiago de Chile, Chile.

4/11 Hollywood, Bogotá, Colombia.

1

http://bit.ly/2xFIeaU