En Junio de 2013, un grupo de amigos lanzó un globo meteorológico junto a una cámara GoPro dentro de la carcaza de una impresora 3D desde Tuba City, Arizona, con la idea de registrar el Gran Cañón desde la estratosfera, por accidente los resultados de la expedición del globo y la cámara llegaron increíblemente dos años después.

El plan era el siguiente, el globo meteorológico junto a una GoPro dentro de la carcaza de una impresora 3D ascendería a determinada altura registrando en su trayectoria de ascenso y descenso al Gran Cañón desde una vista fabulosa; la cámara caería y el grupo de amigos recuperaría el material obteniendo así un genial video para YouTube. Pero las cosas no salieron según lo planeado ya que por problemas de señal no pudieron seguir la trayectoria del globo que habían lanzado. La historia de este experimente parecía haber llegado a un triste fin, hasta que dos años después alguien halló la cámara y este grupo de amigos pudo ver el resultado de su idea y compartirla con el mundo.

 

http://gzero.tv/1UQ418Z