Un grupo de skaters viaja en un crucero por el Mediterráneo aprovechando para patinar en los mejores spots de cada parada. Llegamos al desenlace de este viaje inédito. Costanza, Burgas y Atenas bajan el telón

Autor: Walker Ryan
Fotos: Roberto Alegría
Fuente: Red Bull

Llovía con fuerza cuando Milton Martinez, Ross McGouran, Silvester Eduardo, Tom Remillard y Jaakko Ojanen atracamos en Costanza (Rumanía) en lo que era la última parada del crucero por el Mediterráneo, por lo que solo pudimos patinar un par de horas. Esta fue, sorprendentemente, la primera vez en todo el viaje que tuvimos problemas para patinar. El resto de ciudades nos recibieron con muy buen tiempo y spots de donde no nos echaban.

Después de Rumania, pasamos un largo día en Burgas (Bulgaria), donde a pesar de nuestro desembarco a primera hora de la mañana, nos esperó una crew de locales para llevarnos a patinar, comer y comprar. Después de Burgas, la última parada del crucero nos llevó de vuelta a Grecia, esta vez a Atenas. La capital griega fue la única ciudad que visitamos donde no pudimos evitar las impresionantes vistas de arquitectura ancestral.

jaakko-ojanen-ollie-frontside-wallride-burgas-roberto-alegria ross-mcgouran-backside-270-nosegrab-athens-roberto-alegria walker-ryan-frontside-fip-burgas-roberto-alegria

A bordo del barco era fácil olvidar que nos estábamos moviendo sobre el agua. Nunca tuvimos problemas con los mareos, pero el tamaño del barco hacía que perderse en él fuera una ocurrencia cotidiana. Imagínate un hotel del tamaño de una calle, con un centro comercial, varios restaurantes, bares, un gimnasio, un cine y un teatro con capacidad para cientos de personas. Así era la magnitud del barco en el que viajamos.

Sin la posibilidad de comunicarnos entre nosotros, una vez en el mar era habitual separarnos unos de otros y no volver a vernos en unas cuantas horas. Solíamos ir al techo del barco para tener algunas sesiones de skate porque el suelo de la pista era perfecto para nuestro estilo y necesidad.

 

http://gzero.tv/1deWXiK