Debajo del puente de Wahsington-Jefferson, en Eugene, Dreamland construyó el skatepark al aire libre pero cubierto más grande de los Estados Unidos, se trata de una obra gigantesca que no deja ningún aspecto librado al azar y que contó con el apoyo de la comunidad que aportó cerca de $300.000 dólares en forma de donación para que el skatepark se pueda llevar adelante.

 

 

 

http://gzero.tv/1OAT31J