A través de los desiertos de África,  frente a la costa Norte de Namibia se encuentra la izquierda más larga del planeta. Para llegar allí hay que cruzar cientos de kilómetros de desierto caliente y árido que está lleno de leones, escorpiones y una variedad de otras cosas que te pueden matar en un abrir y cerrar de ojos. Todo vale la pena por surfear Skeleton Bay, un tubazo que parece infinito.

 

 

 

http://gzero.tv/1OAZzFF