Cómo elegir el mejor set up para tu skate

Por que no es lo mismo preparar tu skate par street que para bowl, Seba Franco te deja los tips que tenés que saber para armarte tu tabla.

Siempre antes de elegir un set up es bueno saber en qué clase de terreno querés usar tu skate. Tenés la posibilidad de apuntarlo a la calle, la posibilidad de usarlo en rampas o la posibilidad de combinarlo (street/rampa).

Aunque no parezca, dependiendo el terreno donde vayas a usar tu tabla, el skate cambia muchísimo las dimensiones.

Si querés apuntar tu skate a un uso más urbano, bien callejero, para poder patinar bordes, barandas en escaleras, saltar tachos de basura o deslizar maceteros de plazas, ahí necesitas un skate liviano, que gire rápido, que este lo más cerca al piso para poder picar/saltar  con un movimiento más corto  y rápido en el momento del salto. Por eso por lo general las tablas utilizadas son de un ancho de 8 pulgadas, con trucks medianos y bajos (147 de largo) y unas ruedas medianas como de 54mm  con una dureza 100. Así podes utilizar este skate en toda clase de diferentes asfaltos.

Si te vas a dedicar a las rampas, en particular todo lo que es transición (bowls, half pipe, etc), lo más conveniente es un skate ancho, con mucha superficie de apoyo, tanto para tus pies como para el skate en relación a la rampa, por eso se utilizan tablas con una medida de 8.5 pulgadas, trucks largos y altos (149de largo) y ruedas de unos 56 mm de diámetro con buena superficie de pisada. En este caso, uno necesita estar bien estable arriba de la tabla, es poco lo que gira el skate en esta modalidad por eso todo es un poco más grande en relación al skate de Street.

Cuando uno patina tanto en street como en transición (este es el momento donde el skater está en un nivel amateur llegando a profesional) por lo general los skates que utilizan son intermedios entre las dos modalidades, ya que hoy en día muchos skaters patinan en la calle con un nivel muy elevado y también patinan en rampas/transiciones con un nivel muy altísimo.