Juan Manuel Marchetti es el autor de “Largo todo. Chau. Me voy” la primera novela de surf latinoamericana que lanza su tercera edición, la primera en formato digital tras vender todos sus ejemplares en papel. Hablamos con Juan Manuel sobre su libro, la escritura, el surfing y la querida Necochea, entre otras cosas.

1b827f47-2063-4e4d-a264-0b0178a14cb8

Entrevista: Leo Mezzera
Entrevistado: Juan Manuel Marchetti

¿Cómo surge la idea de hacer la primera novela de surf latinoamericana “Largo todo. Chau. Me voy”? ¿Sobre qué trata?

 Escribir es algo que tiene que salir de adentro, luego necesita una constancia y disciplina para lograrlo, además de un poco de imaginación y experiencia. En mi caso no fue algo sencillo, pero si te aseguro que fue entretenido y gratificante. Comencé a escribir sistemáticamente todas las semanas en 2003, mientras esperaba el nacimiento de mi hijo Santino. tenía tiempo libre y lo aproveché muy bien. Cuando nació Santino en 2004 corté, dejé todo, me faltaban ganas, motivación, o estaba viviendo otras cosas con mi hijo. Cada tanto re escribía todo lo que había escrito antes, o tiraba todo y volvía a empezar…en esos meses creo que dejé de escribir en papel y empecé a escribir en el aire, en la ducha o cuando me encontraba en el agua, iba acomodando la historia. Luego Vanesa(la mujer de mis sueños) me motivo a terminarlo y decidí que era momento de remar esa ola pesada.

Largo Todo. Chau. Me voy. Es una novela de ficción y aventuras, que aborda la temática del surf como estilo de vida. Donde el surf cumple la función de máscara o metáfora para hablar de lo que realmente trata la novela: el deseo, la peligrosa busqueda del placer y la necesidad de vivir con sueños.

La historia trata sobre la vida de un personaje que tiene hasta ese entonces su vida de alguna manera encaminada. Es surfista, vive en una ciudad con olas, tiene un grupo de amigos muy unido, una profesión que considera un hobbie, y una novia que lo ama. Una noche de verano, que sale solo con sus amigos, se cruza con la mujer más bella que ha visto en su vida; animado por el alcohol y ayudado por el destino, logra conquistarla. Todo lo vivido esa noche le parece un sueño, hasta que al día siguiente, Romina, su novia, lo despierta y lo trae de vuelta a la rutina de su vida… pero ese día el ya no es el mismo.

El resto de la historia cuenta que le sucede a este personaje después de esa noche. Paralelamente hay otra historia de otro surfista, más soñador que el primero, que se deja llevar por su canción favorita para ir a conocer la tierra y las olas de sus sueños.

 ¿Qué vino primero el amor por la escritura o el surf? ¿Cómo fue tu acercamiento a ambas? ¿Qué cosas disfrutás de cada mundo?

El amor por el surf fue el big bang, el que generó toda una transformación en mi. Hace más de 25 años me paré sobre una tabla y desde ese entonces nunca más pude estar lejos del mar, literalmente lo digo.

Surfear lo considero esencial para mi vida, cuando me meto al mar reseteo mi mente, y de alguna manera expulso las impurezas que la vida misma me adhiere en el devenir diario y me regenero. Sin practicarlo, creo que el surf es como una especie de yoga, tu mente en el agua se pone en blanco y te conecta con lo más puro de la naturaleza. El momento en que largás la ola y saltás para pararte sobre la tabla, tratando de sostener todos los sentidos para mantenerte de pie, mientras el mar te transporte por el aire, es un momento mágico, un éxtasis total. No lo encuentro en otro lado. Eso mismo es lo que entiendo por felicidad verdadera, vivir pequeños momentos únicos, que no se pueden comprar en ningún lado, que dependen de uno para que se generen.

La lectura junto con la escritura me multiplican esos momentos únicos. Leer, además de experimentar cosas nuevas, es la manera más económica de viajar. Yo trabajo de creativo publicitario, y la manera de de aplacar mis ideas son con la lectura, leer es como dejar mi cabeza en un spa. Claro está, siempre que lea cosas lindas.

¿De qué forma está presente Necochea en el libro?

Necochea es la columna vertebral del libro. Hay mucho de potrero en las historias, nuestro potrero de mar, donde crecí junto a mis amigos, donde surgieron todos nuestros viajes, donde nos animamos a largar las olas más fuertes, donde nos divertimos todos los días que hay olas. Es un libro que cuenta al surf desde atrás de la rompiente, desde el pico mismo. No podría hacer sido concebido sin ser parte de esta naturaleza urbana necochense. Las historias tienen mucho de realidad, decorada con un poco de ficción, pero están construidas por la suma de las miles de horas vividas en la esco de Necochea.

 El libro tiene distintos capítulos; a la distancia ¿Cuál te gusta más y por qué?

Me gusta el final. Porque marcó un antes y un después del libro. Ya había escrito varias veces un final y nunca me convencía del todo. Un día de muy pocas olas en que estaba boyando en quequén, se me ocurrió el final. Lo empecé a repetir internamente hasta que volví a mi casa, y lo anoté en el primer papel que encontré. Lo dejé descansar unos días y luego lo terminé.

¿Qué devolución tuviste de la gente que leyó el libro?

Fueron de lo más variada, lo más gratificante fueron los comentarios de mis amigos, los pibes del barrio que no son de leer mucho, fue una risa como los hice leer!!.

De repente un día empecé a recibir email con comentarios halagadores de lectores que no conozco, de cualquier parte de argentina e inclusive de otros países. Lo que más me llamó la atención fue que una lectora, licenciada en letras hizo un critica del libro en la web, en un foro de letras y filosofía, además su crítica constructiva y positiva, termino escribiendo: “A partir de esta novela, uno se da cuenta que no todos los surfistas son idiotas”, je, je, muy sincera.

Otra cosa que me gustó fue que un alumno en un colegio en Necochea hizo una monografía con el libro, según me contó un profesor de literatura.

Un día recibí un mail de mi primo viajando por India, contándome una de las historias más casuales: se encontró con un español que también viajaba por esas tierras y al intercambiar palabras, le dijo: Yo leí un libro de un tal Marchetti de Necochea. Para su sorpresa el le dijo: ¡Es mi primo, juan Marchetti! el mundo es un pañuelo!

“Largo todo. Chau. Me voy” fue publicado en papel y se vendió todo ¿Por qué esta tercera edición en formato digital?

 Hay varias respuestas a esa pregunta. Principalmente por una cuestión económica. No me genera grandes gastos publicarla.

La tecnología se ha puesto de nuestro lado y nos permite más posibilidades que hace 10 años atrás cuando publiqué el libro en formato tradicional, que por sorpresa fue muy aceptado, ya que las 2 ediciones se agotaron.

La otra cuestión es el tiempo. Hoy día no tengo el tiempo y los contactos para presentar el libro nuevamente en una editorial nueva, aunque tampoco es necesario depender de ningún gerente de marketing de una editorial para publicarlo. Tengamos en cuenta que hoy estamos pegados a los teléfonos, tablet y compus. La experiencia de lectura es mas amplia y aprovechando eso, decidí publicar el libro en formato digital para Kindle, ipad, ePub, etc

Tengo el sueño que le despierte interés a alguna editorial y lo quiera publicar. Hay muy poco

Ahora el libro lo puede conseguir cualquier lector del mundo, sin la necesidad de encontrarlo en las pocas librerías que permiten vender autores independientes. Ya que las grandes solo venden los consagrados o los de las editoriales importantes. Lo digital ha democratizado mas al arte.

¿En qué estás trabajando actualmente? ¿Va a ser algo vinculado al surfing?

Estoy terminando un nuevo libro, pero este no será una novela, más bien es un libro de cuentos.

Me entusiasma escribir sobre mi universo. Esto nuevos cuentos se relacionan también con el surf. Son historias sobre personajes muy variados, desde una chica de Baires que se pelea con sus amigas para irse a vivir al mar, de un montonero que el surf le salvó la vida, hasta la de un hijo de un surfista que no soporta el surf, y de otras vainas … Están en la etapa de corrección que es bastante pesada. Cuando considere oportuno saldrá. Tengo que concentrar energía y terminarlos. Pero básicamente necesito tiempo, porque con 4 hijos y el trabajo diario se hace complicado. Terminarlos me obliga a estar menos en el mar y más en escribiendo, y al final siempre termino en el mar.

A todos los que quieran leer el libro que entren a largotodo.com

 

1

http://gzero.tv/22z29l8