Esquió una ola monstruosa

Mientras las miradas del mundo estaban puestas en el Eddie Aikau Invitational, Chuck Patterson estaba ocupado esquiando…¡una ola!

Enfrentar una ola monstruosa como (Pe’ahi) en Jaws requiere de mucho valor con una tabla de surf, hacerlo con esquis suena a locura y más cuando las olas tienen entre 40 y 50 pies. Vale aclarar que Patterson no es un inexperimentado en esto del surf-ski. Lo viene haciendo hace 6 años, pero no por eso deja de ser algo asombroso, un wipeout y hubiera sido muy difícil nadar en esas condiciones con pesadas botas de ski atadas.

Patterson le dijo a GrindTV “Todas las olas son diferentes, es importante que te tomes tu tiempo estudiandolas y siempre asegurarte de que tenés una estrategia de salida sólida”

 

 

http://gzero.tv/1TaDUs8