Alejo Muñiz se coronó campeón del Vans US Open of Surfing y su victoria estuvo rodeada de una historia muy particular.