Un listado de 5 surf spots que pueden llegar a ser mortales. Un recordatorio de que a veces el surf no es solo diversión y juego.

Teahupo’o
A pesar de la ferocidad de la ola más famosa de Tahití, solamente un  surfista ha perdido su vida en Teahupoo. Fue en el 2000 cuando el surfista local Briece Taerea intentó atravesar una ola gigante y fue succionado hacia atrás sobre el arrecife. Otros han tenido la suerte de sobrevivir después de chocar con el arrecife de coral situado a un cuarto de milla de la punta sur de Tahití. Lo que hace Teahupo’o tan peligroso es el gran espesor de su ola que a veces es más gruesa que alta.

Teahupoo1

Mavericks
Situado en el norte de California, el llamado”Triángulo Rojo”, así denominado por el número de tiburones blancos que frecuentan la zona. Mavericks es mucho más peligroso por sus enormes olas de más de 20 metros de altura que por sus criaturas marinas. Un surf spot intimidante que rompe lejos de la playa, Mavericks se ha cobrado la vida de algunos de los más talentosos surfistas de olas grandes del mundo. De hecho, la comunidad surfera fue sacudida hasta la médula con las muertes de Marcos Foo y Sion Milosky mientras surfeaban Mavericks.

Mavericks

Waimea Bay
El abuelo de los spots de olas grandes es también uno de los más mortíferos. Waimea Bay, ubicado en la costa norte de Oahu, vio su primera víctima mortal  en 1943, con uno de los pioneros del surf Dickie Cruz, quien por desgracia no sería la última persona que practicaba surf en perder la vida en Waimea Bay. En 1995, el surfista californiano Donnie Salomón murió después de ser atrapado dentro de lo que los testigos dijeron que era una ola muy por encima de los 20 metros (medido desde la parte de atrás, que es tradicional en Hawai).

Waimea-Bay

Puerto Escondido
Apodado el “Mexican Pipeline”, Puerto Escondido puede ser la única ola en el planeta que se ha cobrado la vida de tantas personas que practican surf como el verdadero Pipeline. Turistas y algunos surfistas talentosos han perdido la vida en Playa Zicatela, Puerto Escondido.

Puerto-Escondido

Pipeline
Situado en la costa norte de Oahu, Pipeline es la ola más mortal en el mundo. Increíblemente potentes olas rompen a metros de la orilla en un arrecife de coral irregular que se rompe con grietas profundas y prolongadas. La ola se ha surfeado desde principios de los 60 y las muertes se han producido desde entonces. El surfista profesional Malik Joyeux de Tahití, el bodyboarder Joshua Nakata, el fotógrafo de surf Jon Mozo, el surfista de Puerto Rico Joaquín Velilla y el surfista japonés Moto Watanabe son sólo algunos que han perdido sus vidas al surfear Pipeline. Irónicamente, los días más peligrosos no son cuando el oleaje es  más grande, sino más bien cuando el oleaje está en camino. A pesar de los riesgos, los surfistas de todo el mundo acuden a la costa norte de Oahu cada año específicamente para montar Pipeline.

Pipeline

 

 

http://gzero.tv/1EHqQ0Z