Los surfistas y otros mexicanos nos cuentan lo que significó el huracán Odile, un desastre natural que quedó en la historia. Sensaciones, reacciones y enseñanzas de una experiencia inolvidable.

“Todo el mundo creyó que iba a ser una advertencia, pero yo en lo personal me di cuenta que las olas no eran olas comunes de huracán, normalmente traen olas de 20 pies, pero este era de 30 pies y en ese sentido nos dimos cuenta que no era algo normal” Surfista local

“Eventos como estos te dan lecciones de vida, te hacés amigo de tus vecinos, te nace ayudarle a la gente y una vez que esto pasa tratas de sacar la mejor lección para tu vida de un mal momento”   Habitante de Los Cabos

El huracán Odile fue el ciclón tropical más intenso y al tocar tierra sobre la península de Baja California durante la era de las imágenes de satélite, junto al huracán Olivia de 1967 y empatada con su predecesor, el huracán Marie, con una presión barométrica de 918 hPa. Barrido sobre la península en septiembre de 2014, el huracán Odile causó una estela de daños, particularmente en el estado mexicano de Baja California Sur, adicionalmente causó daños menores en el resto de la república mexicana y el suroeste deEstados Unidos. El precursor del huracán Odile se formó en una depresión tropical al sur de México el 10 de septiembre y rápidamente alcanzó la fuerza de tormenta tropical. Luego de desplazarse erráticamente por varios días, Odile empezó a desplazarse al noroeste, intensificándose a la fuerza de huracán antes de alcanzar su pico de intensidad dehuracán categoría cuatro el 14 de septiembre. El ciclón se debilitó levemente antes de tocar tierra cerca de Cabo San Lucas, con vientos máximos sostenidos en un minuto de 200 km/h. Odile se debilitó gradualmente a medida que se desplazaba a lo largo de la península, brevemente por el golfo de California antes de degradarse a un sistema de remanentes el 19 de septiembre.

Inicialmente se pensaba que el huracán Odile iba a desplazarse mar adentro, evitando contacto con tierra mientras se movía al oeste. Como resultado, se emitieron avisos y alertas menores por los gobiernos locales del suroeste de México. Sin embargo, las medidas de precaución en la península de Baja California iniciaron en serio luego que el huracán Odile inesperadamente giró en dirección a la península. Se declaró el estado de emergencia en varias municipalidades y se abrieron 164 refugios para albergar a 30 000 personas. Debido a la amenaza no anticipada de Odile, aproximadamente 26 000 turistas extranjeros permanecieron en la península al momento del contacto con tierra.

La combinación con las lluvias torrenciales y la marejada ciclónica asociada con el desarrollo inicial de Odile en la costa del sur de México, provocaron daños menores en la costa y tres muertos en Oaxaca y Jalisco. Los mayores daños asociados con el huracán sucedieron en la península de Baja California, donde las pérdidas confirmadas eran estimadas en 15 mil millones de pesos (unos USD $1,05 mil millones). Los vientos y la lluvia del ciclón provocaron apagones y dejaron sin electricidad al 92% de la población del estado de Baja California Sur. Las inundaciones severas también ocurrieron, causando desbordamiento en los ríos y la evacuación masiva de la población asentada en áreas bajas. Los remanentes de Odile trajeron lluvias y tormentas eléctricas severas, fuera de temporada, al suroeste de Estados Unidos. En total, Odile provocó 15 muertos en sus nueve días de existencia. Posterior al paso de la tormenta, miles de turistas fueron abandonados a su suerte en los hoteles, sin obtener información sobre cómo volver a sus casas. Las conexiones de internet y las líneas de telefonía colapsaron, y por lo tanto miles de turistas no pudieron contactar a sus familias para saber sí se encontraban bien. La mayoría tuvieron oportunidades y fueron al aeropuerto para tratar de salir del lugar. En ese lugar, había miles de personas esperando en una fila de más de una milla en la autopista para tomar un vuelo de salida de Los Cabos. El tiempo de espera promedio fue de ocho horas sobre el sol. Muchos saqueos en las regiones afectadas provocaron la declaración de la ley marcial en algunos lugares.

Fuente: Wikipedia

 

http://gzero.tv/29PbO71