Tan solo una semana después de ser atacado por un tiburón el surfista australiano Mick Fanning volvió al mar. El problema es que parece que los tiburones seguían ahí.

La vuelta de Fanning al surf se produjo cerca de su lugar de nacimiento, Tweed Heads, a unos 100 kilómetros al sur de Brisbane, según informa el canal ABC. Todo venía bien en este reencuentro de una de las grandes estrellas del surfing de los últimos años hasta que parece que tuvo la mala fortuna de encontrarse con un tiburón, o tal vez fue una visión propia de la lógica paranoia que pudo producir el hecho.

 

 

http://gzero.tv/1DCgwxo