Como todos los diciembres, hace 19 años, Hector Chacón de 70 años, el bombero más grande, se vistió de Papá Noel para sorprender a los niños de las comunidades pobres en Guatemala.

Para hacerlo, saltó desde 150 mts de altura, con bengalas rojas y verdes, para festejar la Navidad junto a los niños.

Hector Chacón, experto en cabuyería y rapel se lanzó del puente Las Vacas haciendo el clásico “Jo jo jo” mientras abajo, los niños y niñas lo esperaron gritando.

“Allí viene Santa, allí viene Santa”, clamaban los pequeños mientras el mayor descendía con un costal rojo en la espalda.

Después de unos minutos sujetado por el arnés en su cintura, Chacón puso los pies en la tierra, y los habitantes de los asentamientos quemaron fuegos artificiales para celebrar su visita.

Los pequeños corrieron a abrazar a Santa, mientras este los saludaba y abrazaba. Unos 500 niños de tres asentamientos urbanos ubicados en la zona 5 de la ciudad de Guatemala recibieron regalos del bombero.

Los pobladores de estos barrios viven en pobreza y extrema pobreza, algunos ganando menos de 1 dólar al día y en su mayoría son menores de edad y mujeres.

“Es una bendición que él (Héctor Chacón) haga esto por nuestros niños. Durante días ellos pasan emocionados esperándolo”

Dijo Lourdes Pérez, mamá de una niña de siete años.

Al menos 50 voluntarios de los Bomberos Municipales ayudan al “Santa Bombero” en la actividad.

“Tengo 70 años, pero mientras tenga fuerza, seguiré viniendo con los niños”

Chacón mientras una fila de varios metros de menores se extendía para recibir un regalo y un abrazo.

Foto eldeber.com.bo
Fuente miamidiario.com

 

 

http://gzero.tv/1RKmIsj