Pisando fuerte

Crédito.

Por Green Drinks para Ecomanía | www.ecomania.org.ar

Cuando escuchamos o leemos sobre las penas que sufre Etiopía, uno de los países más pobres de África cuya economía depende en gran parte de la ayuda internacional, nos cuesta imaginar que de allí también provienen historias que tienen que ver con oportunidad y esperanza. Por suerte, éstas sí suceden y vale la pena contarlas.

En 2005, Bethlehem Tilahun Alemu, una emprendedora etíope de 30 años, se propuso cambiar el rumbo de su comunidad y, desde Adís Abeba, la capital de este país, fundó una fábrica de calzado. Generar trabajo, aprovechar los conocimientos y tradiciones heredadas por los artesanos locales y producir sustentablemente serían las premisas de esta nueva marca de zapatos, zapatillas y ojotas.

Así nació soleRebels una empresa que reimaginó el calzado al combinar colores vivos y a la moda, suelas hechas de neumáticos reciclados y telas de algodón orgánico hilado a mano por artesanos locales con propuestas que hoy tientan a hombres y mujeres de todo el mundo desde grandes cadenas como Urban Outfitters y sitios como Amazon.com.

La convicción de Bethlehem acompañó este crecimiento: “cada vez más personas valorarían el hecho de que las marcas demuestren que cuidan, tanto a las personas que fabrican sus productos como a su entorno, reduciendo la huella de carbono de su producción”.

Huellas eco-sensible

Hoy, tan sólo 6 años después del start up, soleRebels tiene cerca de 200 empleados y es un emprendimiento en crecimiento que se ha posicionado además como un caso de éxito a nivel global al combinar comercio justo y producción sustentable. “SoleRebels es la prueba viviente de que crear una marca innovadora y sustentable para el mundo es la mejor forma de traer prosperidad a naciones en desarrollo como Etiopía”, agrega su fundadora.

El modelo de negocio de soleRebels se centra en conceptos como la ‘eco-sensibilidad’ y el desarrollo de las comunidades locales. El gran desafío y esfuerzo de la marca se vuelca en diseñar productos de moda y excelente calidad con materiales locales.

Bethlehem acude a términos como ‘históricamente eco-sensible’ y ‘verde por herencia’ para describir el gran fenómeno que representa soleRebels. “Queremos dejar en claro una cuestión clave: nosotros adoptamos métodos sustentables y de cero carbono en nuestra producción no porque estén de moda, porque hicimos un focus group o porque un genio del marketing nos dijo ‘sean verdes’, sino por tradición. Estas metodologías de producción, materiales, ideas y valores integran nuestra cultura y caracterizan las telas típicas de Etiopía, algo que nos interesa preservar. Lo mejor de todos estos métodos es que han aprobado la prueba del tiempo y son, en esencia, sustentables y de bajo impacto.”

Comercio justo

En 2006, soleRebels se convirtió en la primera y única compañía de calzado del planeta en obtener la certificación de la World Fair Trade Federation (WFTO), la única forma que tienen los consumidores de verificar que la compañía cumple con todas las prácticas del comercio justo, basadas en temas como la condiciones de trabajo, los salarios y el impacto ambiental, entre otros temas.

En 2010, la fábrica de soleRebels recibió la visita del Banco Mundial. Fue la primera vez en la historia que aquellos hombres vestidos de traje visitaban una compañía privada en Etiopía para aprender cómo habían logrado tal crecimiento. Y en marzo de este año, el Foro Económico Mundial reunido en Davos, Suiza, aprobó la visión de Bethlehem que sostiene que la prosperidad del futuro de África y la nombró líder joven global. Sus palabras los dicen todo: “Para quienes formamos parte de soleRebels, crear zapatos es también crear esperanza”.

¡Chusmeá todos los modelos soleRebeles y comprá online en www.solerebelsfootwear.co o seguilos en www.facebook.com/soleRebels o @soleRebels!

Los 10 principios del comercio justo

1. Creación de oportunidades para los productores en desventaja para combatir la pobreza.

2. Transparencia y responsabilidad en la administración y en las relaciones comerciales.

3. Construcción de capacidades para desarrollar la independencia de los productores.

4. Promoción del comercio justo a través de la difusión de información sobre sus prácticas.

5. Pago de un precio justo acordado a través del diálogo y la participación.

6. Equidad de género en la remuneración y en las oportunidades de trabajo.

7. Condiciones de trabajo favorables en un ambiente seguro y saludable para los productores.

8. Respeto a los derechos de los niños garantizados por la Convención de la ONU.

9. Conservación del medio ambiente por medio de prácticas ambientalmente responsables.

10. Relaciones de comercio basadas en el interés por el bienestar social, económico y ambiental.

(Fuente World Fair Trade Organization, www.wfto.com)

**Créditos fotos**

Gentileza SoleRebels

 

http://gzero.tv/1EHvc8l