Existen muchas maneras de concientizar, tal vez la forma más poderosa es aquella que deja un espacio para que el receptor complete el mensaje, se trata de abortar cualquier intento con exagerada intención didáctica y poner a simple vista lo que sabemos pero decidimos obviar. Hoy en el año 2012 no necesitamos que nos expliquen que arrojar basura está mal, eso lo sabemos, lo que tal vez no comprendemos es lo ignorantes y ridículos que resultamos al darle la espalda a ese conocimiento con una acción tan nefasta.

andre-baumecker1   big_IMG284__acrobat-propaganda-baumecker

El arte puede jugar un papel relevante para enfrentarnos a verdades simples que en el andar mecánico rutinario pasan desapercibidas y naturalizadas; vivimos desechando y consumiendo sin reparo en lo que ello significa para nuestra casa, la tierra.

Propaganda, el espectáculo de la compañía de circo australiana Acrobat pone en escena, utilizando el circo y el teatro, una serie de convicciones basadas en un pensamiento eco friendly y cierto neo hipismo que nos interpelan y nos devuelven sumergidos en un mundo en el que actuamos sin sentido; los vínculos domésticos, laborales, familiares y nuestra relación con la madre naturaleza se vuelven torpes al vernos reflejados como musa inspiradora de su obra.

Jo-Ann Lancaster y Simon Yates junto a sus hijos Grover y Fidel son los protagonistas excluyentes del show, este núcleo familiar traslada su propia vida al escenario y lo hace con sinceridad e ingenio; por ello la obra concientiza desde el plano más simbólico- una sirena que termina presa entre el plástico arrojado a un mar imaginario-, a la concientización panfletaria más directa en forma de programas hechos con papel reciclado o con carteles que Fidel va pasando uno por uno con mensajes como “sé amable”, “no consumas más de lo necesario”, “cuida tu jardín”, “come vegetales”, “cuida el agua”, “juega con tu hijo”, “apaga la televisión”.

El momento de máxima tensión llega cuando la pareja australiana realiza toda serie de acrobacias y proezas de equilibrio en bicicleta y desde un megáfono que viaja circularmente en un pequeño carro se escuchan mensajes como “Comprate un auto, gil” “Salgan de la calle”. Ellos resisten ante todo y el espectáculo termina en un beso y un abrazo familiar que conmueve y nos dice que el amor triunf

 

http://gzero.tv/1OAT85p