En algún lugar en los bosques de Virginia, EEUU hay una iglesia abandonada. Se trata de una iglesia enorme con un 90% de concreto en su interior lo que la convierte en un paraíso actual del skate para quienes tengan la fortuna de encontrarla.

NOTA RELACIONADA
La iglesia de Santa Bárbara, en Llanera, Asturias estuvo abandonada durante décadas hasta que el colectivo Church Brigade rescató este templo para convertirla en un templo del skateboarding.

Una iglesia se transforma en un templo skater

 

http://gzero.tv/2cgeGrj