Sonidos, discos recomendados

Dos discos recomendados de esos de los que no muchos hablan pero que no podés dejar de escuchar.

Por Adriano Mazzeo

DISCOS

El Sonido que Perdura, Los Frenéticos (Scatter records, 2016)

13781724_1065785546803246_8817207209630672440_n

La Surf music es un género maldito por excelencia. Desde su resurgimiento en los 90s (en parte gracias a la obsesión de Quentin Tarantino de incluirla en prácticamente todas sus bandas sonoras), nunca terminó de asomar a las puertas gran público. Sí quizá sea injusto, pero la verdad es que eso refuerza su carácter de melancolía psicodélica. Teniendo una nutrida escena en Estados Unidos y Europa, el estilo se expande de a poco a otras latitudes. En Sudamérica, los argentinos Los Coronas pisan fuerte hace rato y es de festejar que esa intención no queda en ellos: los cordobeses Los Frenéticos aparecen en el camino para darle mayor presencia. El Sonido que Perdura es su nuevo disco y si bien no representa grandes novedades respectos a los standards clásicos de la escena, es un disco instrumental precioso. Muy bien grabado y tocado, con esas encantadoras guitarras vibrantes y baterías aporreadas con desparpajo sesentero. Un disco perfecto para introducirse en un subgénero que por seguro sobrevivirá las modas por muchos años más.

 

Elefante Guerrero Psíquico Ancestral, El Camino del Guerrero (Independiente, 2016)

0006274593_10

Qué bien le viene una banda como EGPA a la escena local. La apertura a un concepto craneado desde la pasión como este El Camino del Guerrero, es una señal de buena salud. Este trío –Mauro Albornoz en batería, Juan Ricossa en bajo y Eduardo Torales en guitarras- puede resultar musculoso y amenazador en ciertos pasajes en los que huelen a hard rock clásico y coquetean con el polvoriento stoner. En otros se ponen profundos y sentimentales; psicodélicos y sutiles. El recorrido de este disco debut los muestra por distintas arenas, donde salen siempre bien parados. El arte del disco más las frases que acompañan estos ocho tracks instrumentales (que se completan con un cover de “Since I’ve Loving You” de Led Zeppelin con Paula Schenider en voces), el sonido y los conceptos que rodean a los temas dan un todo a tener en cuenta. Como expresan en las “liner notes” del track que cierra el trabajo, “Caleidoscopio”: “Al girar, el Caleidoscopio permite componer un nuevo orden. Destruir la vista y reconstruir los cimientos de algo nuevo”, así es como EGPA se planta ante el arte. Con decisión, riesgo y fuerza bruta, como encomendándose a los Dioses ancestrales.

 

 

http://gzero.tv/2c5Vsoe