De todas las religiones que abundan en el globo, el Surf es quizás la que menos víctimas se ha cobrado, cuenta con un Dogma de libre interpretación y todo el tiempo le de la bienvenida a feligreses de distintas creencias que a pesar de ver y vivenciar el acto del Surf, intentan develar el misterio que en él reside.

Texto: Seba Chacón
Fotos: Isis Petroni

Hasta el más ateo guarda alguna estampita, sin embargo hoy en día, hay acabadas muestras que nos llevan a poner en duda la existencia de algún Dios que esté con su ojo atento a todo lo que hacemos… La disputa entre israelíes y palestinos que sigue cobrándose vidas de niños ajenos a los intereses de los mandamás, la clase política que mintió, miente y seguirá mintiendo (atentando claramente contra el Mandamiento número 8), la desproporcionada repartija de la riqueza en el mundo, la comodidad y opulencia de algunos curas y obispos, las iglesias cerradas de noche para los que no tienen un techo para abrigarse y dormir, los que cada vez que te saludan te desean luz (epidemia que va en aumento), son algunas de las causas por las cuales a pesar de haber tenido una formación escolar católica, me ubican del lado de los que creen en lo que ven. Y como para corroborarlo, mientras voy garabateando algunas ideas para este artículo, mi vecina se va despachando con un “Grandes Éxitos” de Valeria Lynch a todo volumen. ¿Dónde estás “Barba”?

Surfers de profesión, freesurfers, surfers de ocasión, surfers de corazón, surfers de fin de semana, surfers por necesidad, surfers con historia, surfers de verdad, surfers de olas grandes, medianas, chicas o lo que haya, surfers preocupados por parecer más surfers de lo que realmente son, surfers de manual, surfers cuadrados, surfers de a pie, surfers clásicos, surfers vanguardistas, surfers de una sola tabla… Todos, absolutamente todos necesitan algo en que creer.

Algo en que creer, es ni más ni menos que una manera de acercarnos a las creencias de aquellos que de manera religiosa van al mar en busca de olas, seres comunes y corrientes que en lugar de elegir la pelota o la raqueta, se decidieron por una tabla.

Diego Crego, Freesurfer

Captura de pantalla 2015-08-28 a la(s) 11.02.36

¿En qué momento de tu vida el Surf se convirtió en religión?

Me gusta mucho la definición filosófica de “religión”: estilo de vida, un camino hacia la plenitud, una plenitud que se inicia desde el mismo instante que se cobra conciencia de la misma. Para mí, entonces, es el verano del ’78/79 cuando empecé a pararme en la espuma con un barrenador de “telgopor”.

¿Cuántas veces en el agua te encomendaste a DIOS?

Muchas, en especial esos días que estás desconectado, y la ola te entra siempre diez metros al costado. Terminás roto de remar por todos lados viendo el pico entrar donde vos no estás.

¿En qué momentos de Surf sentís que hay algo superior?

En todo momento; la energía del mar en movimiento, sumada a la energía del sol y el viento, sumada a la carga de adrenalina y esto a la hiperventilación respiratoria (Pranayama); da por resultado un estado superior; pero personalmente; no me gusta mistificarlo, no es más ni menos que eso.

¿Además del Surf, qué otra religión profesás?

Todas las demás, o ninguna otra; es lo mismo, todo es uno.

¿Cuál debería ser la estampita de cabecera del surfer promedio?

Una foto de una tabla blanca, sin marca ni sponsor, que diga: ” respetar para ser respetado”.

¿Quién es Dios?

Para mí no es “quién” sino “qué”. La energía transformada en materia, en el universo entero, con todo y todos los que estamos en él.

¿Cuántas veces dijo la frase “gracias a Dios hay olas”?

Muchas, soy un agradecido; a mí manera; de cada día.

¿Qué debería decir el primer párrafo de la Biblia según los surfers?

Mucha de las escrituras “sagradas” de las religiones, comienzan contando el origen de la misma. El surf no debería ser la excepción, conocer de donde viene nos guía hacia donde va.

Agustín Celesia, Freesurfer

¿En qué momento de tu vida el Surf se convirtió en religión?

A los 13 años, cuando mi hermano me regaló mi primera tabla y ya no tenia que depender de los demás para ir a surfear.

¿Cuántas veces en el agua te encomendaste a DIOS?

Muchas, de hecho todas, cada vez que entro al mar, sea cual sea el point o las condiciones, me encomiendo a Dios.

¿En qué momentos de Surf sentís que hay algo superior?

Cuando carga el set y el mar tiene tamaño, me doy cuenta que ya no depende de mi, ahí siento que manda alguien superior, ni hablar si estás en el lugar equivocado.

¿Además del Surf, qué otra religión profesás?

Soy Católico pero sin dudas, en mi vida fui más al mar que a la iglesia.

¿Cuál debería ser la estampita de cabecera del surfer promedio?

El pasaporte al día.

¿Quién es Dios?

No lo individualizo creo que va más por la naturaleza, pero si todo estaría en una persona, Dios es Andy Irons.

¿Cuántas veces dijo la frase “gracias a Dios hay olas”?

Como buen marplatense, todas las veces que hay olas tengo en claro que fue gracias a Dios, acá es solo cuestión de milagros.

¿Qué debería decir el primer párrafo de la Biblia según los surfers?

Mujer, no cuestionarás la tardanza del hombre cuando el mar está clásico, así como tampoco cuando la jornada de surfing haya terminado y la cerveza este fría. Amén.

Juan Manuel Sorrentino, Periodista – Freesurfer

Captura de pantalla 2015-08-28 a la(s) 11.03.38

¿En qué momento de tu vida el Surf se convirtió en religión?

Creo que fue a los 15 o 16 años, cuando hice los primeros viajes a Brasil y empecé a surfear solo y cuando yo quería. Y esa religión fue y sigue creciendo y fue un fuego que fue atizado por los amigos y mi hermano que también compartían esta fe. Pero la religión por el surf, al menos en mi caso, está bastante alejada de cualquier ídolo o nombre conocido. Mi fe pasa por la naturaleza, que creo es la verdadera y legítima madre de todo y, por supuesto, del océano y las olas. No asocio el deporte con ninguna religión conocida, creo, que porque no asocio nada a ninguna religión conocida. Y no soy agnóstico, soy una persona que tiene fe, mucha fe. ¿En qué? Prefiero no ponerle nombre, ni forma, ni color, ni pensamiento. Mi fe es libre. Mis mandamientos son simples: intento ser buena persona y trato continuamente de ser mejor: conmigo y con los demás, de evolucionar en el mejor sentido, al menos para mi, que tiene esa palabra.

¿Cuántas veces en el agua te encomendaste a DIOS?

Unas cuantas. Siempre en apuros y nunca razonando. Es algo instintivo, movido más por una situación que se escapa de lo esperado, y bueno… a rezar. Las palabras son siempre las mismas y tienen la dialéctica de un negocio, una transa: Dios, sea quién seas y te llames como te llames, zafáme de ésta. Creo que he llegado a hacer promesas entre ahogada y ahogada o cuando me he metido en condiciones que me superaban. Pero por suerte me olvidé y como me he dado mis buenos sustos también, la cuenta entre “Dios” y yo, creo que está equilibrada.

¿En qué momentos de Surf sentís que hay algo superior?

Cada vez que veo el mar perfecto y cada vez que me permito bajar un cambio y tomar conciencia de la maravilla que son las olas. Siempre pienso lo mismo: algo tan bello y perfecto, tan caprichosamente perfecto, que respeta formas y recorridos, no puede ser obra del azar.

¿Además del Surf, qué otra religión profesás?

Como el surf creo que nada. Un escalón o medio más abajo está la música, sobre todo me encanta y me pierde tocar la guitarra. E intentar aprender a hacerlo cada vez mejor y a desentrañar sus secretos y su lógica. Cuando me siento me pasa algo similar a lo que me sucede con el surf: pierdo la noción del tiempo y del espacio, más no sea por unos minutos. Instantes que me parecen un gran logro, en estos tiempos invadidos por horarios y compromisos que muchas veces nos sobrepasan.

¿Cuál debería ser la estampita de cabecera del surfer promedio?

Ni idea.

¿Quién es Dios?

Para mí la naturaleza. De allí venimos y allí vamos a ir finalmente. ¿Quien quieren que sea? El miedo, la desesperación, la única salida… Hace poco fue al bautismo de la hija de un amigo, a una iglesia católica. No iba desde que tomé mi primera comunión. Y el discurso y los ritos que tienen, y como reacciona la gente movida por el sacerdote, es surrealista y está basada en el miedo, en que de movida hay que pedir perdón y somos culpables de algo ¡que ni siquiera se sabe si existió! No sé si viste Zeitgeist, el documental que analiza el discurso de las principales religiones del mundo y todas más o menos dicen lo mismo y apelan a los mismo: al miedo. A que seamos buenos porque sino….

¿Cuántas veces dijo la frase “gracias a Dios hay olas”?

No sé, creo que no muchas, porque estoy seguro que no tiene nada que ver con ellas. Pero hace poco, luego de una sequía enorme, después de 15 días de viento del este y olas que no pasaban los dos pies, cuando terminó dije: Gracias a Dios que hay olas….

¿Qué debería decir el primer párrafo de la Biblia según los surfers?

No sé lo que dice el primer párrafo de la Biblia…Aquí lo averigué: Estaban la tierra, el viento, y el mar. Ellos supieron de su poder, se combinaron y crearon las olas. Simon Anderson creo la tri – fin y todos fuimos felices a jugar con las olas, desde aquellos tiempos hasta nuestros días. Listo, principio y fin. Sin bolazos y ahorrando un montón de papel.

Juan Muñoz (Panamá), Fotógrafo residente en Mexico – Freesurfer

_73G5454

¿En qué momento de tu vida el Surf se convirtió en religión?

El Mar siempre fue mi religión, el Surf es como ir a rezar.

¿Cuántas veces en el agua te encomendaste a DIOS?

Mas de las que quisiera.

¿En qué momentos de Surf sentís que hay algo superior?

Los tubos son verdaderas confesiones, ahí me siento tocado por Dios y después me siento muy satisfecho, como después de confesarme.

¿Además del Surf, qué otra religión profesás?

Católica.

¿Cuál debería ser la estampita de cabecera del surfer promedio?

La Virgen.

¿Quién es Dios?

Tu, yo y todo lo que nos rodea, todo tiene su razón de existir.

¿Cuántas veces dijo la frase “gracias a Dios hay olas”?

Muchas y muchas más veces lo diré.

¿Qué debería decir el primer párrafo de la Biblia según los surfers?

Entonces Dios se fue a surfear de nuevo y dejó a Adan y Eva para otro día.

Magnum Martínez (Venezuela), Campeón Mundial Master ISA

¿En qué momento de tu vida el Surf se convirtió en religión?

Realmente no sé si el surf sea mi religión… Es un componente de la espiritualidad que hoy en día practico, más una fuente inmensa de inspiración, respeto, admiración, comunión, entendimiento y armonía con la Madre Naturaleza y uno mismo. Es Amor.

¿Cuántas veces en el agua te encomendaste a DIOS?

Desde hace ya muchos años para acá, el 99% de las sesiones me encomiendo a DIOS, agradezco a la Madre Naturaleza, los Ángeles y Arcángeles guardianes, a los Santos y todas las entidades Cósmicas y Divinas y de la Luz.

¿En qué momentos de Surf sentís que hay algo superior?

En todo momento se puede sentir, más aún cuando estas flotando en tu tabla, contemplando tus alrededores, sin ningún tipo de agenda ni pensamiento, solo contemplando la simple belleza de la Naturaleza y un sinfin de expresiones de DIOS.

¿Además del Surf, qué otra religión profesás?

No practico religiones, indago y practico la espiritualidad.

¿Cuál debería ser la estampita de cabecera del surfer promedio?

Agradecimiento, cuidar, respetar en admiracion y fluir armoniosamente con la Madre Naturaleza.

¿Quién es Dios?

Para mí, DIOS es el Creador Absoluto, luz, amor, energía, éxtasis, vida, existencia total, magia cósmica y Divina. Es Omnipotencia, Omnipresencia y Toda Misericordia. Lo siento más como que y no quien. Para mi es Todo.

¿Cuántas veces dijo la frase “gracias a Dios hay olas”?

No me acuerdo exactamente, más siempre doy gracias a DIOS por todo, obviamente cuando las olas están alucinantes, la intensidad varía… Pero siempre agradecido, con o sin.

¿Qué debería decir el primer párrafo de la Biblia según los surfers?

Cuida y mantén intacta a la Madre Naturaleza. Se Proactivo. Haz bien y no mires a quien. Disfruta y comparte. Deja que la intuición y tu corazón guíen a tu mente.

María Lucila Gil Boggan – Tercer puesto en el último Mundial Master de la ISA

Captura de pantalla 2015-08-28 a la(s) 11.03.19

¿En qué momento de tu vida el Surf se convirtió en religión?

Se convirtió en religión desde muy pequeña cuando veía a mi padre dar gracias a Dios en cada comida por estar cerca del mar y poder disfrutarlo en cada surfeada. Crecí con un estimulo de amor al mar y la naturaleza muy fuerte que me guió en cada momento. A lo largo de mi vida el Surf me ha educado.

¿Cuántas veces en el agua te encomendaste a DIOS?

Unas cuantas, y cada vez que entro al mar rezo, doy gracias por estar allí y poder compartirlo.

¿En qué momentos de Surf sentís que hay algo superior?

Luego de agarrar una ola y volver al point, miro alrededor y flasheo, todo lo que me rodea y lo que me hizo sentir esa ola que acababa de surfear es algo inmenso que siento por dentro y por fuera y entonces respiro profundo y le agradezco a Dios por estar allí.

¿Además del Surf, qué otra religión profesás?

Soy católica, gracias a mis padres, mi madre catequista y mi padre católico carismático me enseñaron desde muy chica a rezar, dar gracias y a sentir que Dios esta en cada uno de nosotros y en la naturaleza, y que la vida es un camino de crecimiento interior, donde siempre el tubo tiene salida, donde siempre podes encontrar alguna olita que te lleve, te deslice y te enseñe un poquito más, para vivir en paz con amor y sencillez.

¿Cuál debería ser la estampita de cabecera del surfer promedio?

NS/NC.

¿Quién es Dios?

Dios es el Todo, el universo completo. Dios es el AMOR, la naturaleza, Dios está en cada instante, en cada ola.

¿Cuántas veces dijo la frase “gracias a Dios hay olas”?

Miles. El Surf me ha dado la oportunidad de entender muchas cosas de la vida, de cambiar formas de pensar, de querer vivir desde la sencillez disfrutando cada instante, el surf me enseñó a cuidar el planeta, a cuidar mi cuerpo desde la alimentación como en la actividad física para poder disfrutarlo sabiendo que no necesitas alterar tu estado natural para poder divertirte y pasarlo bien. El surf me enseñó a transmitir ese entusiasmo que llevo adentro por tantas olas que me ha dado y le agradezco profundamente a Dios cada día por poder surfear.

¿Qué debería decir el primer párrafo de la Biblia según los surfers?

El Surf es vida, el Surf es arte puro, el surf te conecta con tu ser esencial abriéndote a la vida desde tu interior al infinito del cosmos, siendo vos mismo, evolucionando en el amor. Así vivirás cada día simplemente feliz. Siempre. Respetando los ritmos de la naturaleza, y a tus pares. Aceptando cada ola y disfrutando cada instante. El surf es infinito.

Surfeando te conocerás a ti mismo como nunca antes.

Gabriel Molina Favero – Freesurfer, local de Necochea

Captura de pantalla 2015-08-28 a la(s) 11.03.56

¿En qué momento de tu vida el Surf se convirtió en religión?

Cuando me di cuenta que me levantaba a las 5 de la mañana para surfear y rezaba para que haya olas, desde ese momento me di cuenta que estaba metido hasta las manos, religiosamente hablando.

¿Cuántas veces en el agua te encomendaste a DIOS?

La verdad no me acuerdo, creo que incontables veces. Cuando está grande, cuando estas entrando y se te viene un set por la cabeza, cuando estoy abajo del agua en un revolcón, cuando necesito una ola para salir… Millones de veces

¿En qué momentos de Surf sentís que hay algo superior?

Desde el momento que programo todo el resto de mis actividades para poder ir a surfear. El solo pensar en cómo va a estar y lo bueno que se va a poner con tal o cual condición, te hace sentir lleno. Desde ese momento entendés que el surf es algo superior.

¿Además del Surf, qué otra religión profesás?

Deberia decir el futbol, no tanto, me gusta jugarlo pero no es mi otra religión.

¿Cuál debería ser la estampita de cabecera del surfer promedio?

Una virgen creo que no, debería ser más original. Una imagen de una piedra, un coral, arena, algo que haga que cuando la veamos podamos sentir confianza… (Risas) Ya sé, ¿si ponemos una pita como estampita?

¿Quién es Dios?

En quien encomendamos favores y solicitudes y a quien muchas veces le agradecemos.

¿Cuántas veces dijo la frase “gracias a Dios hay olas”?

Justamente de esto hablaba. Siempre, es casi una rutina, aunque sea casi inconsciente. Ni que hablar si modificaste todos los horarios de tu trabajo, de tu relación sentimental e hiciste 400km para buscarlas.

¿Qué debería decir el primer párrafo de la Biblia según los surfers?

No leí la biblia. Pero creo que debería empezar diciendo… “Sea agradecido por conocer tan linda pasión que nos permite realizarnos como personas”.

Para el Mar

Me enamoré de ti cuando me aceptaste tal cual soy.

Con mis formas, mis colores, mis furias.

Al dejarme llevar en ti me enseñas y me educas,

me transmitís que soy tan libre como tú.

Con esa inmensidad, con esa maravillosa fuerza y magia

te conocí, me conocí, te acepto tal cual sos,

transparente, cuando estas enfurecido me dominas

sé que me amas porque en el momento mas difícil

me cuidas, me proteges, y así veo, siento

como se abre el camino, el canal para seguir disfrutándote

y así aprender; y cuando te relajas cuando te aquietas me dejas dominarte,

me dejas tenerte, y así cuidarte, y poder respetarte.

Te Amo y te siento en lo más profundo de mi corazón

y te doy las gracias por poder compartirte y por existir.

Aloha.

María Lucila Gil Boggan

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

http://gzero.tv/1hJxj88