Surfistas contra jueces en el Hurley Pro 2016

Generalmente cuando hay una fecha del World Championship Tour hablamos de olas alucinantes y maniobras increíbles a cargo de la elite del surfing mundial. Esto no está sucediendo en la parada número 8 del WCT, el Hurley Pro en Lower Trestles, California, U.S.A. es un campeonato envuelto en polémica por decisiones de los jueces cuestionadas por fans pero también por competidores.

Foto: WSL

Las por lo menos controversiales decisiones de los jueces en las eliminaciones de Gabriel Medina, Matt Wilkinson, y Julian Wilson son de momento las grandes noticias del Hurley Pro 2016. En California la relación competidores-jueces está tensa como nunca antes porque los surfistas mostraron inmediatamente su descontento con las puntuaciones recibidas.
PRIMER INCIDENTE: Matt Wilkinson

El australiano es una de las grandes sorpresas del WCT 2016. Ubicado en las primeras posiciones del ránking tras sus grandes actuaciones en las primeras fechas buscaba volver al número uno arrebatado por John John Florence en la última parada del circuito. Ante un rival no tan complicado en los papeles, Brett Simpson, perdió por 0,24 puntos. Una puntuación tan cerrada que es difícil de saber si los jueces estaban en lo cierto o no. Para alivio de Wilkinson, Simpson continuó con las sorpresas y lo barrió a John John Florence en la ronda 3.

SEGUNDO INCIDENTE: Jullian Wilson

Si el marcador de Wilkinson fue ajustado que podemos decir de el que se dio en el enfrentamiento de la segunda ronda entre Julian Wilson y el brasileño Alex Ribeiro. 14,87 a 14,83. 0,4 en favor del brasilero y la calentura de Wilson nao tem fin.

El hashtag #corruptjudgewsl está invadiendo Instagram. Estas son algunas de las declaraciones de los protagonistas:

“Tras noches de insomnio, incontables horas de entrenamiento, es difícil no sentirse frustrado cuando no eres recompensado en momentos clave como este. Quizá es tiempo de hablar sobre lo que  los jueces ven y entienden en una competición a diferencia de lo que los surfistas ven y entienden . ¿Pueden ser tan diferentes?”, expresó Julian Wilson, muy decepcionado en su cuenta de Instagram.

“Es duro de aceptar cuando ellos toman decisiones que influye sobre la competición y los riders se están jugando tanto y no tienen cuidado en tomar la decisión acertada y no son para nada responsables”, declaró Matt Wilkinson.

“Hahahaha muy divertido ver ahora como todo el mundo protesta sobre las malas decisiones de los jueces en las redes sociales… Tan sólo llevo diciéndolo 6 años y he sido multado un millón de veces por pedir explicaciones. Ahora todo el mundo ha despertado, por fin. El nivel de los jueces es muy amateur para lo grande que este deporte se ha hecho. Tenemos contratos, deudas, sponsors, bonus. Hemos dedicado todo para estar a este nivel. Todos hemos contribuido al crecimiento de nuestro deporte. Mejoremos para que la siguiente generación no tenga que lidiar con esto. No me malentendáis, tiene que ser duro ser juez, es un trabajo difícil, pero si no se es suficientemente bueno juzgando no debería haber tanto dinero en juego. Tan simple como eso. #CalladosPorMuchoTiempo #TannerrRips #MedinaRips #TodosRips”, publicó  Jérémy Florès al ver que todos se subían a la ola en la que él está hace rato.

TERCER INCIDENTE: Gabriel Medina

Y para concluir la madre de las polémicas. Era la hora de Gabriel Medina, su asalto a la primera posición del ránking con Florence y Wilkinson fuera. El brasilero se enfrentaba a Tanner Gudauskas en la ronda 3 y de nuevo un score muy cerrado.  Pero a pesar de haber hecho un montón de olas para ganar, los jueces no le dieron  la nota que necesitaba en lo que , probablemente, será la ola más polémica del año. Este video muestra la nota 8.67 de Tanner Gudauskas simultáneamente con la de Medina, que deja menos espacio para la duda de que hubo una fallo en el juicio y que puede influir en gran medida en el título mundial.

Después de su derrota ante Tunner Gudauskas, Gabriel Medina no tardó en postear esto en Instagram: “Hora de irse a casa. Muy triste, dedico o he dedicado mi vida a esto… ¡estoy tan cansado”.


Lo cierto es que la nota obtenida a falta de ocho minutos para el final, un 8,30, comparada con la anterior de Tunner Gudauskas, no tiene color. De hecho, Ross Williams dijo que era la mejor ola que había visto en esa manga. Pero no lo vieron así los jueces que no le recompensaron con una puntuación suficiente para pasar de ronda.

 

http://gzero.tv/2cQVHaq