Erik Kondo, un hombre de 51 años que reside en Lexington, Massachusetts quedó parapéjico hace 30 años y desde allí se propuso practicar skate con su silla de ruedas.

Con su ejemplo, Kondo quiere difundir su situación y trabajar para el futuro de los deportes adaptados. Para practicar su deporte, Kondo usa un skate eléctrico, que según él, es el único que existe en el planeta.

Screen-Shot-2016-06-16-at-3.53.30-PM-e1466117968623

 

http://gzero.tv/2bBtoaq