Una terapeuta ocupacional dedica su tiempo a hacer realidad el sueño de personas con problemas en la médula espinal, poder surfear.

“Enseñar a hacer surf a una persona que ha escuchado la frase: “Nunca más va a volver a caminar”, es una experiencia que le puede cambiar la vida, tanto al voluntario como a la persona con la lesión espinal”. Así es como describe su trabajo Paula Green.

Esta terapeuta ocupacional, ha dedicado su tiempo libre durante los últimos años, a conseguir hacer realidad este sueño para algunas personas que tienen lesiones en la médula espinal en la zona de Nueva Escocia. Esta madre de tres hijos residente en Lawrencetown, está detrás de la organización sin ánimo de lucro que se formó hace apenas tres meses (aunque ya lleva funcionando varios años), y que se dedica a enseñar a estas personas con movilidad muy reducida, a disfrutar del mar y del surf.

La idea de crear SurfAble, surgió de un evento realizado en 2014 en colaboración con la asociación californiana de Life Rolls On. Esta asociación está dedicada a mejorar la calidad de vida de los jóvenes afectados por alguna lesión de la médula espinal, utilizando deportes de acción. Green y su marido, practicantes de surf, pidieron ayuda para crear en Nueva Escocia algo similar a lo que ya ocurría en California y, tras varios años, consiguieron recaudar 55.000 $. Este dinero se dedicó a hacer accesible la playa de Martinica para todos aquellos que quisieran acercarse a la playa en silla de ruedas. También consiguieron adaptar las tablas de surf y los trajes para su uso por personas de movilidad reducida.

El evento que se realizó en el año 2014, trajo a 18 surfistas y 120 voluntarios a Martinica Beach, además de múltiples curiosos en sillas de ruedas que solamente se acercaron a ver. El pasado año no pudo celebrarse el evento, pero este año se espera aumentar el número de participantes en el mismo.

Dando un paso más allá, Green ha contactado con la Canadian Surfing Association con el fin de poder crear un equipo canadiense de surf adaptado que puedan competir a nivel internacional, pero esto ya es otro cantar. De momento ya se ha conseguido formar la organización sin ánimo de lucro y las ganas de crecer y de llegar a más gente están ahí. Sin duda un buen ejemplo de lo que el surf puede hacer por las personas.

Fuente: Costa Surf

1

http://gzero.tv/1o3cwyA