Wolfgang Bloch, el artista latino que triunfa en California, la meca de los deportes de tabla.

Se abrieron las puertas al maravilloso mundo de un genuino artista del surf. Ecuatoriano, radicado en California, Wolfgang Bloch demuestra con su obra que una ola puede verse de varias maneras a través del prisma del verdadero arte. ¿Imitar lo insuperable o descubrir en ello un nuevo sentido? Esa es la cuestión.

Para más info: http://www.wolfgangbloch.com/wolfgang-bloch.html

Existen artistas que conmocionan tus sentidos y provocan un replanteo sobre la ya visto. Wolgang Bloch es uno de ellos, su obra habla por él mismo y te dice algo al oído, casi susurrándote ¿Es arte el paisajismo? ¿Cuantos cuadros de olas y hombres atravesándolas deben existir? Después de vivir (no ver simplemente) su obra llegué a la conclusión de que resulta inútil competir con la madre naturaleza, un cuadro que intenta reflejarla tal cual es, o sea como se puede observar a simple vista, siempre termina siendo una mejor o peor imitación de algo insuperable.

En la otra vereda, la de la no simple imitación es donde entra en juego el arte, donde Wolgang se siente cómodo, mostrándote que las olas no son un mero acontecimiento natural que maravilla la vista en cualquier playa del mundo, las olas tiene muchas formas, tiene texturas, allí hay depositadas una serie de emociones (fundamentalmente para alguien que surfea como él) que pueden ser plasmadas en una obra de arte.

Te dice al oído, casi en un susurro que las olas a través del arte pueden verse de muchas maneras, que las podes vivenciar con más de uno de tus sentidos.

Wolgang Bolch es un artista ecuatoriano radicado en EE UU, California, la meca de la industria del surf, donde ocupa un lugar importante como un artista destacado.

portrait-1-hadi

“Nací en Guayaquil, Ecuador, viví allí hasta que me gradué del colegio y vine a estudiar biología marina a los EEUU, pero mis conocimientos en matemáticas no eran buenos, así que tuve que estudiar algo más, tomé un par de clases de arte, siempre me interesó, pero nunca pensé que podía vivir de ello, al final resulte bastante bueno y decidí cambiar mi carrera”

Por culpa del destino o atado a la reacción de la causa, su consecuencia, conoció a la gente indicada, en el momento preciso y empezó a bosquejar su futuro, actual presente.

“Una vez graduado decidí conseguir un master de diseño en California y obtuve un trabajo en Got ya Sportswear que me permitió conocer a Paul Naude, el actual presidente de Billabong, fue él quien me motivo, me decía que mis pinturas eran increíbles y que tratará de avanzar esa carrera y finalmente me dediqué a la pintura”

La pregunta obvia que debe estar haciéndose el lector es ¿Por qué el surf? Para eso Wolfgang tiene una respuesta muy simple que lo vincula a la fascinación genuina con una imagen, algo característico de la niñez que dejó una impronta tan grande en él que terminaría definiendo su vocación con el correr de los años

“En Ecuador con mi familia íbamos a acampar a la playa y la primera vez que vi a alguien surfear me pareció la cosa más increíble del mundo, entonces decidí empezar a surfear cuando tenía 12 o 13 años”

#114-07-(39-x-16) #06-2008-(27x15)

Determinado a ser un artista vinculado al surf dio sus primeros pasos en terrenos seguros, transitados con anterioridad por otros tantos, hasta que se produjo una revelación por culpa del destino o atado a la reacción de la causa, su consecuencia

“Como casi todos los surf artist pintaba lo más obvio, los lugares perfectos, las olas perfectas, el día sin viento, el agua cristalina; las pintaba, las vendía pero no sentía nada. Un día de frustración tomé lo que tenía mezclado en el tablet y quise borrar lo que ya tenía pintado y simplemente como un accidente parecía haber una ola reventando y me quedé viéndola y pensé que era interesante, luego comencé a evolucionar ese accidente y así empezó todo”

Wolgang trabaja con maderas viejas que recolecta tras recorrer las barrios y los distintos lugares de construcción, el material sobre y con el cual trabaja le otorga texturas a su obra y una presentación artesanal, que está pensada desde la génesis misma de la creación cuando selecciona las maderas a ser usadas, las reduce al tamaño deseado y las deja en condiciones para continuar con su trabajo.

Sus obras lo han llevado a ser un artista codiciado por las estrellas de la industria del surf

“Doné una pintura para un evento que recaudaba fondos para campañas que cuidan el océano y la pintura les encanto a Paul Naude , el presidente de Billabong y a Kelly Slater, los dos se disputaron la pintura, Kelly Slater llegó a ofrecer 30.000 dólares, pero al final Paul ofreció 35.000 y se la llevó en una cifra record para pinturas de este tipo”

Su trabajo puede tener múltiples interpretaciones, el mensaje que quiere dejar es claro, directo y una auténtica apuesta por el futuro

“La próxima vez que surfees enséñenle a sus hijos a cuidar el medio ambiente, sino de lo contrario no van a poder disfrutar de las playas como nosotros lo hicimos”

Agosto-10-033-1

Hemos nombrado muchísimas de las consecuencias que resultan por ser dañinos con el medio ambiente, aquí les va una nueva y aunque parezca chiquita al lado de otras consecuencias un tanto más apocalípticas creo que también es importante porque el arte también hace del mundo un lugar mejor; si continuamos dañando el medio ambiente en un futuro no habrá Wolgang Blochs o cualquier artista que tome un maravilloso acontecimiento de la madre naturaleza para transformarlo desde su óptica interior en algo que te permita apreciar de una nueva manera la belleza de un árbol, una montaña, del mar o de una ola.

Wolfgang Bloch, el artista latino que triunfa en California.

 

http://gzero.tv/1NJLSpf