El valor histórico del testimonio y las imágenes del primer torneo de surf argentino a cargo de Fernando Aguerre. A casi cuatro décadas de este evento que marcó un puntapié para el surfing argentino.

Texto escrito en por Fernando Aguerre, socio fundador de Ala Moana Surfshop, presidente de la International Surfing Association y fundador de REEF.

“El primer campeonato de surf que organicé en mi vida, fue como puntapié inicial de la campaña contra la prohibición de surfear que había impuesto el intendente que la dictadura militar había designado para Mar del Plata. Fueron dos fines de semana consecutivos. El primero en el Torreón y la final en biología. No teníamos permiso municipal, pues obviamente no nos lo iban a dar, y a pesar de ello, en plena dictadura militar cortamos la calle en la bajada del torreón y pusimos una rampa de Skate.

13346778_1748426245372294_674345863398043719_n

La música era con el amplificador y parlantes de mi anterior etapa de como DJ, algo que también me lo había prohibido la misma intendencia un año antes.

Durante esos tiempos, igual nos metíamos, pero cuando se enteraban los inspectores municipales, nos corrían de la playa, a veces terminamos con las tablas confiscadas, otras en comisarías… pero con la ayuda de mi madre y de un copado Director de inspección General, que era amigo de mi abuelo, de a poco logramos que los inspectores no nos persiguieran tanto.

Luego del verano ’78-’79, con la gestión de mi madre y la presión de la opinión pública, generada por la buena difusión del surf en esos Campeonatos exitosos, sumando a una campaña editorial haciendo ruido en diarios, radio y TV, logramos la legalización del surf y el fin de la prohibición de surfear. Estábamos realmente felices… Logramos la liberalización de zonas de surf de todo el año, y horarios libres en las playas más concurridas. Era un gigantesco avance sobre la prohibición.

13310472_1748426275372291_6654346185018468234_n

La rampa del Tuna y el Topo, la llevamos al Torreon el primer domingo a la mañana, cuando vimos que las olas estaban enanas, pero no queríamos perder la oportunidad de pasar un buen rato, con música y los amigos… Era un domingo de sol… fuimos con el Rastrojero del Táta y el Tanito de Angelis, la subimos y la pusimos en el medio de la calle, en la bajada del Torreón… Obvio que no teníamos permiso para el campeonato de surf, y mucho menos para cortar el tránsito instalando la rampa en el medio de la calle… Estuvo toda la tarde cortada, hasta vinieron zorros grises (así se llamaban a los policías de tránsito en motos) a ayudar con la circulación de autos.

Mis parlantes de DJ en mis fiestas de un año antes, sirvieron de equipo de sonido en la playa y en la calle, con un entonces desconocido Bob Marley agregado a los recién aparecidos Dire Straits y The Police, junto a nuestros queridos y ya famosos Rolling Stones…

A media tarde el alguno de los skaters se cayó sobre la rampa, y le hizo un agujero irreparable, lo que significo que tuvimos q improvisar, pues había varios miles de personas sentados en el pasto en esa linda tarde de primavera, y “el show debía continuar”… Rápido nos la ingeniamos, y en la bajada natural de la calle armamos un curso para carrera de Slalom… pero como la gente quería más, empezo el Tanito Regini a hacer pruebas de atletismo, que dejaban a todos con la boca abierta, pues era uno de los mejores de la Argentina…

38 años más tarde, leyendo este artículo del diario de Mar del Plata (ver foto), me emocioné pensando en ese aprendizaje de organizador en las playas de Mar del Plata, que se convertirían con el paso del tiempo en las semillas de mis aprendizaje, para ahora estar a punto de lograr la inclusión del surf en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Nada hubiera sido posible, entonces, sin la ayuda, y el apoyo de tantos amigos, pero sobre todo la enorme colaboración de mi madre y mi hermano…
Y ahora casi cuatro décadas mas tarde, aun con la ayuda de mi hermano, mis cuatro hijos y mi copada esposa y Surfera del alma Florencia Gómez Gerbi. Mi mamá fallecio en el 2015, pero su tenacidad y dedicación con amor, siguen siendo un faro en mi vida…”

13322114_1748430808705171_8246656802998168766_n

 

http://gzero.tv/1swDktU