Dread Mar I 10 años, de Lanús a New York, por Mateo Rojas

Dread Mar I 10 Años, de Lanús a New York.

¿Cómo lo conocí al Rasta? Yo veníaa caminando por Quequén, era enero del verano 2004, en ese momento manejaba una camioneta Volkswagen y era bastante hippie.

En ese entonces yo tenía un Bar chiquito, ese día  que estaba llegando ahí estaba él, Mariano Javier Castro, hoy conocido como Dread Mar I, ahí con su guitarra y su sonrisa que lo acompaña cuando está con las 6 cuerdas. Ahí me hipnotizó con su música, que sin amplificar y pura es un rezo imnótico que te conecta con un ser superior, llamalo como quieras, él lo nombra Jah.

En ese momento fue conexión, esa que se da entre seres sin mucha explicación, el Rasta había llegado sin lugar donde quedarse y viajaba en aquel entonces con todo lo que tenía, una mochila.

Yo con Rami Mordovich y Marian hace unos cuantos años

Automáticamente su estadía fue en casa, ahí se quedaba mucha gente durante todo el verano, una casa muy humilde que alquilábamos y se llamaba “Aquí No Es”.

Agua salada, polvo de esas calles en verano, temas del Marian sonando en las mañanas a capela, chicas, surfing, son los recuerdos que me vienen cuando me acuerdo de ese verano, ese verano en el que se dio el gran cambio de nuestras vidas.

Hoy estamos en el 2015, estoy en la 35, casi llegando a la 9, son las 11 y media de la noche y me acerco al BB King Music Concert de Nueva York.

B B KIng, esa noche hubo 800 personas!!!

Pasaron diez años de esos días en la playa, cuando llego a la puerta del lugar veo una cuadra y media de cola para entrar, desorientado por el sonido de las calles de la gran manzana las luces que encandilan de los miles de carteles que iluminan me pregunto como sucedió.

El Rasta llega justo, baja de la camioneta donde se trasporta la banda y se le viene la gente encima desesperada por saludarlo. Cuando baja me intercepta con la mirada y se rie, me agarra y con todos los integrantes de la banda, el manager y la gente de producción me pierdo y entro llevado por esa energía dentro del recital.

No pude dejar de recorder todo lo que paso eso diez años que Dread Mar I recorrió para llegar acá. New york, donde siempre soñó tocar, estaba lleno de fanáticos, 800 personas cantando todas sus canciones, sonriendo, elevándose con el mensaje de sus líricas motivadoras y emotivas.

EL Rasta estaba haciendo feliz a la gente con su música, igual que cuando lo vi con su criolla en patas por Quequén diez años atrás, allá en el 2004, pero esta vez en el otro lado del mundo.

¿Qué pasó en estos diez años?… eso es otro capítulo.

por Mateo Rojas

12

http://gzero.tv/1N56G5e