Hace menos de 16 años, algunas de las olas más conocidas en el mundo nunca habían surfeadas. Estas son las mejores olas descubiertas del año 2000 a la fecha.

Las herramientas modernas de búsqueda como el Google Earth, el GPS y los poderosos jet ski permitieron extender las aventuras del surf más allá de sus límites conocidos en el siglo XXI. Teniendo en cuenta que el siglo recién comienza podemos imaginar que las mejores olas todavía faltan por descubrir.
Fuente: GrindTV
Skeleton Bay, Namibia

Skeleton Bay, discovered with satellites. Photo Google Earth

En 2007, el surfista estadounidense Brian Gable se enteró de Skeleton Bay a través de  SURFING’s Google Earth Challenge 2 competition, donde la gente subía fotos satélitales de potenciales surf  breaks. Un año después ya todo el mundo sabía que una olas épica había sido encontrada.

Aleutian Islands, Alaska

En 2014, Alex Gray, Josh Mulcoy y Pete Devries viajaron a través de la remota Aleutian Arc de Alaska y descubrieron una serie de olas de clase mundial que quedaron registradas en su película The Cradle of Storms.

The Right Western, Australia

Chris-Ross-_-The-Right-_Photo-Ord-114
Descubierta por un pescador local y un grupo de bodyboarders esta derecha de la Wes Coast de Australia no tardó en llamar la atención de los surfistas que buscan enfrentarse a grandes desafíos, una ola muy brava y de un tamaño que asusta a muchos.

Angola, South Africa

Olas descubiertas en La Patagonia, India, Indonesia y en Angola. Este video llamado Under Desert Sun by Kevin Voegtlin, documenta el viaje y olas de Angola.

Rileys, Ireland
Fergal Smith reaps the rewards of Mickey's hard work. Photo by Mickey Smith

Al comienzo del siglo, el fotógrafo y surfista Mickey Smith comenzó a explorar la West Costa de Irlanda. Nada de Google Earth o helicópteros en este caso. Tabla en mano y a explorar y tras tanto caminar descubrió dos de los mejores spots de olas grandes del planeta, Rileys and Aileens.

Galicia slabs, Spain

La costa de Galicia al norte de España ha sido un paraíso para los contrabandistas por 500 años. Su costa rocosa es un lugar fantástico para ocultar todo tipo de tesoros y para el contrabando, ya sea que entren o salgan de Europa. Los surfistas, sin embargo, llegaron tarde a la fiesta.

Mientras las olas en la zona se han surfeado desde los años 70, es sólo en los últimos cinco años que se ha descubierto el verdadero potencial de las olas.

 

 

http://gzero.tv/1fiV7Oh