Por siempre Andy Irons

Un día como hoy pero siete años atrás se conocía la trágica noticia de su muerto. Andy Irons vivió como un rockstar, surfeó como un rockstar y fue el campeón de la gente. Recordamos los mejores momentos del surfista que con su estilo y potencia va a seguir inspirando a generaciones por siempre.

A finales de los 90 y principios de los 2000, el surf profesional estaba en su auge. Un mundo cada vez más conectado, una ventana aún mayor para el circuito mundial y la coincidencia (o no) de grandes surfistas que marcaron a generaciones. Andy Irons fue uno de ellos sin dudas. Desfachatado, con un estilo aguerrido y rebelde, el surfista hawaiiano de Kauai fue campeón del mundo en 2002, 2003 y 2004, pero no fue solo esto lo que lo convirtió en un ícono para cualquier fanático del surf. Andy vivió como surfeó: a fondo, sin límites y explosivamente, repleto de energía. Lo llamaban “el campeón de la gente” y a él le gustaba ese título tanto que hasta se llamaba a sí mismo así, en tercera persona.

Teahupoo era una de las olas que mejor conocía y más lo hacía brillar. Hubo pocos en la historia que pudieron surfearla como él.

En 2007, en una sesión de freesurf, Andy hizo algo fuera de este mundo.

Así recuerdan el paso de Andy por Teahupoo quienes pudieron compartir el lineup con el.

EL TRIBUTO DE SURFER POOL EN 2010

SU RIVALIDAD CON KELLY SLATER

Dos potencias como Andy Irons y Kelly Slater compitiendo con el cuchillo entre los dientes en las mejores olas del mundo no es algo que se vea todos los días. Esta rivalidad le dejó al surf heats y finales inolvidables. De todos los momentos uno de los más recordados sea probablemente el la final en Pipeline de 2006 en la que Kelly le ganó el título mundial.

En 2009 compartieron un viaje de 10 días para la filmción de la película “A fly in the champagne” y dejaron atrás las historias de mala relación entre ellos, en gran parte alimentada por los medios.

 

“¿Rivalidad? A veces sí, a veces no. Lo que está claro es que los medios de comunicación hacen la pelota más grande. La conclusión es que los dos somos personas muy, muy competitivas”. ANDY IRONS

 

 

 

http://bit.ly/2gXtMnO