Todo empezó el martes 19 en una radio, donde Donavon fue a promocionar su show. Al terminar de la entrevista, Manuel Pizarro me invita a sumarme a una comida con ellos en el hotel. Tuvimos una cena muy divertida hablando de música y anécdotas de todo tipo. En un momento los integrantes de la banda deciden ir a dormir, cansados luego de varias horas de avión, sin embargo Donavon tenía ganas de ir a tatuarse.

Ofrecí llevarlo a lo de un tatuador amigo, ya que era muy tarde como para ir a un local. Camino a la casa de mi amigo, fuimos escuchando tanto sus canciones como las mías, filosofando de la vida. El se tatúo un dibujo de Jean Michel Basquiat, yo me termine sumando con una ¨Honu¨ Tortuga Hawaiiana que tenia en mente hace tiempo. Cuestión que terminamos los dos tatuados llamándonos «Tattoo brothers».

Cuando lo llevo de vuelta al hotel, se despide y me dice que si yo quería, podía sumarme a cantar juntos «I´t Dont Matter» en el show, claramente le dije que si, un sueño hecho realidad, el poder cantar junto a uno de mis ídolos no tiene precio.

Donavon es una persona admirable tanto en lo profesional como en lo personal, un groso de verdad y por sobre todo muy humilde. Voy a estar eternamente agradecido a el, a Manu Pizarro quien lo trajo y a S-Music por cumplirme este sueño.

Joaco