Fabricadas en Brasil con materiales procedentes de las botellas PET, las Muzzicycles están pensadas para el entorno urbano.

Fuente: http://www.ciclosfera.com/

La bicicleta es, por definición, un vehículo sostenible y respetuoso con el medio ambiente. Silenciosa, limpia y eficiente. Pero para muchos, los materiales son una asignatura pendiente para lograr que todo el proceso de fabricación sea absolutamente ecológico.

Con ese problema encima de la mesa, el artista uruguayo residente en Brasil Juan Carlos Muzzi se propuso crear una bicicleta absolutamente ecológica desde el primer paso. El resultado son las Muzzicycles, fabricadas a patir de botellas PET, de las cuales hacen falta 200 unidades para dar forma al cuadro de una bicicleta.

Las botellas se recolectan gracias a un acuerdo con diversas ONG brasileñas, y acaban convertidas en bicicletas gracias un proceso que consiste en trocear los materiales, triturarlos y someterlos a un proceso de endurecimiento. Por último, la pasta se inyecta en un molde de acero.

Buena, bonita y barata

Los responsables de Muzzicylcles aseguran que la particularidad de sus materiales las dota de una serie de características únicas, como su resistencia y ligereza. Además, cuenta con una gran durabilidad, ya que no se oxida. Las bicicletas se pueden comprar a través de su tienda online, a un precio que ronda los 400 euros en el caso de su modelo Amazonas.