Igualdad a medias no es igualdad: el CT tendrá premios equitativos pero nada cambió en el QS

La World Surfing League (WSL) comunicó que desde el 2019 los hombres y las mujeres ganarán la misma cantidad de plata en los eventos del Championship Tour (CT). En el Qualfying Series (QS), donde compiten la mayor cantidad de surfistas, los premios no tendrán modificaciones. La balanza sigue estando desigual.

El Las Américas Pro Tenerife, misma cantidad de puntos y el 40% de diferencia de premio

“La decisión es para darles a más mujeres una chance de competir en el Tour y elevar el surf femenino al lugar que pertenece”, declaró la CEO de la WSL, Sophie Goldschmidt, y agregó: “Es otro paso en el camino, pero no termina acá”. Por su parte, la seis veces campeona del mundo Stephanie Gilmore lo calificó como un día histórico y declaró: “Estoy impresionada, muy orgullosa de ser surfista y orgullosa también de que la WSL se anime a avanzar en el deporte y se pronuncie al mundo en cuanto a temas de género. No creí que iba a verlo mientras siga compitiendo”.

El anuncio de la WSL está en sintonía con las discusiones de igualdad de género que se están dando a nivel global. La brecha de pagos entre hombres y mujeres en el ámbito laboral sigue siendo un motivo de lucha y los deportes no le exceden a este movimiento. Según un estudio de BBC Sport publicado en 2017, desde 2014 esta brecha entre los premios para hombres y mujeres en el deporte comenzó a achicarse en los últimos tres años más que en cualquier otro momento de la historia. De las 44 ligas deportivas que estudiaron, en 35 de ellas los premios se igualaron en este tiempo. Osea, el 83% de los principales deportes del mundo. El surf se sumó, pero a medias. 

Si bien es verdad que el cambio era necesario y debía comenzar por algún lado, el anuncio no es completo. Repasemos: la igualdad en premios será para las 16 mujeres que compiten en el CT (contra los 32 hombres que están en el Tour), las 18 del mundial junior (donde el evento masculino tiene a 36 competidores), las 6 competidoras de las dos etapas de Ola Grande y las longboarders que corren los 11 eventos del año. El QS y el Pro Junior quedaron afuera de este anuncio. Quedaron afuera quienes sueñan con llegar a los lugares de privilegio deportivo donde sí va a ver pago igualitario.

La cantidad de surfistas que se beneficiarán con este anuncio no llega a las 100. En el QS, por su parte, hay 500 mujeres que compiten en las 50 etapas alrededor del mundo y que van a seguir percibiendo grandes diferencias. Por la cantidad de eventos y los lugares donde se corren, seguir todas las etapas del QS que son necesarias para obtener los puntos que permitan clasificar al CT, es más caro que correr en el CT en sí. Claro que esto es tanto para hombres como para mujeres, pero si se tiene en cuenta la brecha de premios, ellas son las que peor la tienen.

Para dar algunos ejemplos, en el Papara Pro Open Tahiti de 1000 puntos tanto para hombres como para mujeres, el campeón se llevó $2000 dólares y la campeona $1000. La mitad. En Las Américas Pro Tenerife de 1500 puntos, la diferencia fue $10,000 contra $6,000.

El Papara Pro Open Tahiti. Taumata Puhetini se llevó dos mil dólares y Gabriela Bryan la mitad, mil.

En el QS y en el Pro Junior se encuentran las que más hay que alimentar para subir al surfing femenino a un verdadero lugar de igualdad. Aquellas surfistas que sueñan con llegar, quienes no tienen tanto apoyo de los sponsors (en el caso de tener uno) y a quienes una diferencia en los premios les significa probablemente no poder costear los viáticos o alojamiento de las etapas del Tour. Llegar a un verdadero lugar de igualdad significa darles a todas las mujeres las mismas oportunidades, no que solamente algunas puedan ganar más de lo que ya ganaban.