La estadounidense ganó su segunda etapa del año. A pesar de haber estado relegada del tour por una lesión la primera parte del año, se metió entre las primeras diez del ránking. Corrió la final junto a la sorpresa del torneo, la australiana invitada Macy Callaghan, de apenas 17 años. 

Si hay algo a lo que el surf nos tiene acostumbrados en los eventos por las contínuas lesiones a las que está expuesto este deporte (sea en alta competencia o no), son a los regresos. Y el de Courtney Conlogue de este año es uno de esos que se recuerdan. La surfista norteamericana se perdió cuatro de las cinco etapas del primer semestre del 2018 por una lesión. No estuvo ni en los tres de la manga australiana ni en el Oi Rio Pro de Rio de Janeiro. El único del que participó la primera mitad del año fue del Corona Bali Protected, donde terminó en el puesto 13. 

A partir de julio, su año comenzó a cambiar, ya recuperada, participó de J-Bay, donde quedó en el escalón 13 y su gran regreso fue en el Vans US Open of Surfing que ganó. Después de eso, quedó quinta en el Surf Ranch Pro y ahora se coronó en Francia. Con estos resultados,  y pese a haber estado ausente en la mitad de los eventos, quedó en el puesto número 8 del ránking. 

Courtney le ganó la final a la sorpresa del evento, la invitada Macy Callaghan, actual número 13 del QS Femenino. Este segundo puesto es la mejor posición en su carrera. El 2018 para la junior fue el año en el que más eventos del CT corrió. Quedó en el puesto 13 en Bulls beach, Uluwatu, J-Bay, el US Open of Surfing y el Surf Ranch Pro y había sido novena en el primer evento del año, en la Gold Coast. Con todas sus participaciones y con este resultado, subió al puesto 17 del ranking del CT.