Día Mundial del Medio Ambiente: tomar acción es tarea de todos

Hace más de 40 años, cada 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente. La fecha fue impulsada por las Naciones Unidas con el objetivo de concientizar a la sociedad sobre las urgencias climáticas y la importancia de proteger al planeta y sus recursos. Cada año se centra en una temática ambiental. Este 2019, el tema es la contaminación del aire bajo el lema: “Unidos por un planeta sin contaminación del aire”.

Fuentes: EFE / BBVA / World Environment Day

contaminacion fabricas smog

No es visible como la contaminación plástica, pero sus consecuencias tienen la misma gravedad. La polución del aire está en todas partes, nos afecta en cada respiración y ataca no solo a los pulmones sino también al cerebro y al corazón. El Día Mundial del Medio Ambiente se trata de generar conciencia para motorizar el cambio.

Nueve de cada diez personas está expuesta a niveles de contaminación en el aire que superan los estándares de seguridad dictados por la Organización Mundial de la Salud. Cerca de 7 millones de personas a nivel global mueren prematuramente cada año y 4 millones de esas muertes son en la región de Asia-Pacífico. Es por eso que China, el anfitrión del Día Mundial del Medio Ambiente 2019, lo eligió como temática a abordar. 

contaminacion smog casas aire

¿QUÉ ES LO QUE CAUSA LA CONTAMINACIÓN DEL AIRE?

  1. Hogar: quema de combustibles fósiles, madera y otros combustibles de biomasa para cocinar, calentar y encender fuegos es la principal causa de contaminación en las viviendas. 
  2. Sector industrial: usar energía y producirla, contaminan. Centrales eléctricas que queman carbón, refinerías, centrales nucleares, Las emisiones de CO2 y residuos contaminan sus áreas más cercanas.
  3. Transporte: la red de transporte mundial representa casi un cuarto de las emisiones de dióxido de carbono relacionadas con la energía, y no deja de subir cada año. Según Naciones Unidas, las emisiones derivadas de los medios de transporte convencionales serían la causa de casi 400.000 muertes prematuras.
  4. Agricultura: el ganado en su conjunto produce una gran cantidad de metano y amoníaco que vierte a la atmósfera. Además, la quema de residuos agrícolas es otro factor a tener en cuenta. Alrededor del 24% de todos los gases de efecto invernadero emitidos en el mundo provienen de la agricultura, la silvicultura y otros usos del suelo.
  5. Residuos: se estima que el 40% de los residuos se queman a cielo abierto, mientras que los desechos orgánicos en los vertederos liberan a la atmósfera dioxinas nocivas, furanos, metano y carbono negro.
  6. Otros: aunque las personas son la principal causa de contaminación, las erupciones volcánicas, las tormentas de polvo y otros procesos naturales también pueden agravar el problema.

TE PUEDE INTERESAR: «NO ES CUENTO: POR EL CAMBIO CLIMÁTICO, LOS OCÉANOS PUEDEN CAMBIAR DE COLOR»

Imagínense ir a la nieve y después de un día de andar en la montaña, mirar a la ciudad más cercana y que no se pueda distinguir porque la cubre una capa de smog. La escena no es del inicio de una película post apocalíptica, es lo que sucede en Chile. Esta semana, la ciudad de Santiago de Chile fue decretada en preemergencia ambiental por la Intendencia Metropolitana. Santiago de Chile, con algo más de siete millones de habitantes, está enclavada en un valle rodeado de montañas, por lo que en los meses de otoño e invierno la calidad del aire suele empeorar debido a la ausencia de brisas que diseminen las partículas nocivas, así como por el fenómeno de la inversión térmica. La contaminación aumenta la ya alta prevalencia de enfermedades respiratorias en esta época del año, en especial entre niños y adultos mayores, que cada año se cobran cerca de 4.000 fallecimientos en el país.

TE PUEDE INTERESAR: «EL ARGENTINO DE 20 AÑOS QUE QUIERE CUIDAR EL MAR CON VASOS DE ALGAS»

¿Qué podemos hacer para en nuestro día a día reducir la contaminación del aire? No vamos a beneficiar solamente a nuestra salud, sino al calentamiento global en general. 

  • Reducir el uso de transportes motorizados. Usar la bicicleta, el skate o caminar. 
  • Reciclar la basura.
  • Apagar los aparatos electrónicos que no estén en uso.
  • Consumir menos carne.
  • Verificar las clasificaciones de eficiencia de los sistemas de calefacción y las estufas para usar modelos que ahorren dinero y protejan la salud.
  • Nunca quemar la basura, ya que esto contribuye directamente a la contaminación del aire.

El derretimiento de los polos. La acidificación y contaminación de los Océanos. La polución del aire en las grandes urbes. La temperatura global y los niveles del mar que suben cada año más. Las sequías que intensifican su duración. La dificultad en la producción de alimentos. Los fenómenos meteorológicos, como terremotos o huracanes, que son cada vez más extremos y frecuentes. Se podrían seguir enumerando las consecuencias de la falta de conciencia ambiental por horas… La industrialización indiscriminada, la acumulación de población en grandes ciudades, la falta de controles con la utilización de recursos naturales y la poca conciencia social sobre la importancia del cuidado del medio ambiente hicieron que esta situación actual que vive el mundo sea calificada para muchos como “insalvable”. Pero más allá de los pronósticos catastróficos (sin falta de argumentos, claro),  mejorar nuestra relación con el planeta es una obligación.